Microsoft ataca: ¿Golpe mortal al Software Libre?

Steve Ballmer, CEO de MicrosoftNoticias24.- Microsoft prepara una guerra legal contra el software libre y en particular contra Linux, según se deduce de las declaraciones del CEO de la gigantesca empresa de Redmond (Virginia), el irritable Steve Ballmer.

Ballmer declaró que “Linux viola más de 228 patentes que pertenecen a Microsoft”. Ballmer dejó escapar que por “el respeto a la propiedad intelectual”, Microsoft podrí­a comenzar a solicitar dinero por sus derechos a los presuntos infractores.

En los EEUU, se le da una patente a todo aquel que introduzca los documentos que demuestran la invención de una forma “innovadora” de realizar cierta tarea; y es costumbre para las grandes compañí­as introducir cientos (o miles) de patentes cada año aunque no tengan interés en utilizarlas de inmediato. Sin embargo, todo el mecanismo de “patentar” es percibido con recelo por cada vez más emprendedores y desarrolladores software. Más aún cuando recientemente la Corte Suprema de los EEUU emitió la opinión de que en los últimos años, se han concedido demasiadas patentes con demasiada facilidad, y que muchas de ellas podrí­an ser inválidas.

Eben Moglen, abogado del Software LibreEs más: para el más destacado abogado defensor del Free Software, Eben Moglen, ninguna patente de software es verdaderamente legal, pues software es un algoritmo matemático que no puede patentarse. Además, una corte puede invalidar una patente si se presentan los argumentos correctos, y como último recurso se puede trabajar “alrededor de la patente”. Incluso, aunque la patente sea válida, pueden argumentarse circunstancias especiales que implicarí­an que no existe infracción a la patente en determinados casos.

Al parecer, el el Software Libre no está desarmado ni desamparado, pues a pesar de no ser un imperio económico como lo es Microsoft, la Free Software Foundation cuenta con abogados capaces y dispuestos de retar al equipo legal de Bill Gates.

¿Estarí­an dispuestos los de Microsoft a llevar sus patentes hasta la Corte Suprema de los EEUU? Probablemente no, porque existe el alto riesgo de que los magistrados emitieran una opinión que podrí­a utilizarse posteriormente para desestimar miles de demandas en la industria del software. Entonces, ¿qué buscan los creadores de Windows?

Para Linus Torvalds, iniciador del movimiento Linux y autor del kernel del sistema operativo, todo lo que MS quiere es sembrar el miedo, la incertidumbre y la duda entre la comunidad del Software Libre, tanto entre los usuarios como los desarrolladores.

Por ejemplo, ahora que Dell (la más grande distribuidora de computadores del mundo) quiere ofrecer PC’s con Linux (en lugar de Windows) preinstalado, la estrategia de Microsoft serí­a la de la intimidación. Dell, y muchos otros ensambladores de computadores, desistirí­an de preinstalar Linux si temieran futuras restituciones (en dinero contante y sonante) por las patentes violadas. Pero la posibilidad de que los equipos con Linux preinstalado (que serí­an varios cientos de dólares más económicos) se hagan populares debe producir un gran terror en Redmond.

Brad Smith, Consejero General de Microsoft¿Cuáles son las patentes vulneradas y qué tan importantes son? No se sabe. Microsoft, a través de su principal abogado Brad Smith, dice que no las revelará para poder resolver cada uno de los “conflictos” directamente con los infractores. Pero Fortune especula que si las hiciera públicas, los representantes legales del Software Libre podrí­an comenzar a introducir los documentos necesarios en los juzgados para “retar” cada una de esas patentes y, posiblemente, invalidarlas.

Desde 2003, Microsoft ha comenzado a hacer pactos con grandes empresas como Toshiba, Siemens, SAP y Sun Microsystems para obtener “royalties” por algunas de las miles de patentes que poseen, mientras los abogados de la empresa buscaban infracciones de patentes en numerosos proyectos OpenSource.

El sistema operativo Linux, en sus diversas distribuciones, consiste de numerosos programas “libres” desarrollados por diferentes individuos, que se han ido añadiendo a cada “paquete” completo, desde el kernel hasta librerí­as de código y diversas aplicaciones. Nada está centralizado ni desarrollado por una sóla empresa, y ninguno de los “paquetes completos” o distribuciones pertenecen a un particular.

Según Brad Smith explicó a Fortune, Microsoft ha categorizado todas las supuestas infracciones con este resultado:

  • El kernel de Linux viola 42 patentes de Microsoft.
  • Las interfaces gráficas de Linux vulneran otras 65.
  • La suite OpenOffice, análoga a Microsoft Office, infringe 45 patentes.
  • Programas de e-mail infringen 15 patentes.
  • Aplicaciones varias violan 68 patentes.

Esta situación no se aclarará en los próximos años, en los cuales se sentarán las bases para el software del futuro: en los juzgados se decidirá la viabilidad del Free / Open Source Software o si prevalecerá el software propietario – y secreto – en las décadas por venir.

En tanto a las grandes empresas se les permita acumular inmensas cantidades de patentes, el software libre no podrí­a ser nunca verdaderamente libre – ni gratuito. “La única solución (que la gente del Software Libre) puede ofrecer es quemar los puentes, y destruir el sistema de patentes. Para mí­, esa no es la meta que se alcanzará, ni una meta que deberí­a alcanzarse”, dice Smith, el abogado de Microsoft.

Pero Moglen, el abogado del software libre, responde que exactamente éso es lo que se debe lograr: “La comunidad libre dice que el software es el producto del conocimiento tecnológico, que debe ser gratuito – igual que es gratuita la matemática. Todo el mundo tiene derecho a todo lo que quiera aprender, sin importar si puede pagar por ello o no. Todo el mundo puede contribuir y todo el mundo puede compartir”.

[ Via Fortune ]