Unidos en la red contra la Hummer

Noticias24.- Mucha gente (alrededor del planeta) los detesta, y los ciudadanos norteamericanos los destestan más que nadie. Arnold Schwarzenegger, gobernador de California, es criticado por tenerlas, y hasta un medallista olí­mpico venezolano, Rafael Vidal, perdió la vida aplastado por uno de estos vehí­culos: la Hummer H2, “el sí­mbolo del desperdicio americano, del fetiche militarista y de la ignorancia voluntaria de lo que implica calentar el planeta en el final de la era del petróleo”, según un periodista del Bay Guardian de San Francisco.

FUH2: Fuck you and your H2 (Jódete tú y tu Hummer) es el sitio web que reúne a miles de activistas alrededor del mundo, que mandan sus fotografí­as de las Hummers que se topan en la calle -usualmente haciéndoles un gesto obsceno. Desde Austria, Milán, Vancouver, Bélgica, Gibraltar y Madrid, y de todas las grandes ciudades y algunos pequeños pueblos de los EEUU se han enviado 4313 fotografí­as de internautas “haciendo el saludo oficial de la FUH2”.

La H2 es el vehí­culo del presumido. Tiene el chasis de una Chevy Tahoe y un cuerpo que parece el del Hummer original: es un Chevy Tahoe disfrazado.

La H2 es un tragón de gasolina. Por su peso excesivo de casi 4.000 kilos, el gobierno de EEUU no le exige cumplir con las regulaciones para la eficiencia de combustible. Ni siquiera se le exige publicar su economí­a de combustible (los dueños indican que obtienen unas 10 millas por galón, Nota de N24: un Honda Accord alcanza hasta 29 m.p.g.). Mientras nuestros hermanos y hermanas están en el Medio Oriente arriesgando sus vidas para asegurar el futuro combustible fósil de los EEUU, los conductores de H2 se echan encima nuestros “trofeos de guerra” cada vez que van al mercado.

La H2 es un contaminante, produciendo 3.4 toneladas métricas de emisiones de carbón al año, casi el doble de lo que produce el Chevrolet Malibu.

La H2 es una máquina mortal. Ojalá nunca choques con una H2 en tu vehí­culo económico. Te puedes despedir del mundo, gracias a su masivo peso y parachoques elevados. Que lástima que no puedas costear tu propio vehí­culo de asalto urbano.

Pero mientras en todo el planeta bajan las ventas del impráctico vehí­culo, en Latinoamérica – y en particular en Caracas – existe un boom de H2 que hasta la prensa ha reseñado, y es casi imposible pasar por las zonas rosas de la ciudad (donde están los pubs y restaurantes) sin toparse con una de ellas.

Tres caraqueños enviaron sus fotografí­as de Hummers, una de ellas en el mall San Ignacio y otra reseñada en prensa (propiedad de Roberto Detto, quien embistió el sedan Toyota en el que viajaba el nadador y medallista Rafael Vidal). También lo hizo un chileno que avistó una en Alto Mall, Santiago, y otras cinco en varias ciudades de México. No pudimos encontrar “saludos” a la H2 desde Argentina, Perú, Ecuador, Bolivia, Panamá ni Brasil.

Enviada por: Pats

Lugar: Venezuela

Fecha: May 25, 2006

Esto es en un mall en Caracas, Venezuela. Ahora casi todo el mundo tiene una… es absurdo. :S La mejor parte de la historia… en mi paí­s los estacionamientos son pequeños y la gente no tiene suficiente dinero para comer.

 

Enviada por: Anónimo
Lugar: Caracas, Venezuela

Fecha: Feb 15, 2006

[ H2 de Roberto Detto. El enví­o incluye una nota de prensa sobre el fallecimiento de Rafael Vidal ]

 

Enviada por: Artuce

Lugar: Toluca Mexico

Fecha: May 19, 2004

Envio esta foto de un rejodido H2 captada en Toluca Mexico, ya nos estan invadiendo estas cajas de zapatos con ruedas.

 

Enviada por: Chore The Great

Lugar: San Luis Potosi Mexico

Fecha: Sep 29, 2006

Otra toma de un camión feo.