X

Tecnología

Falló la garantí­a y recurrió a la mandarria

Noticias24.- Michael Whitford, un ingeniero de sistemas de Arizona, se levantó un dí­a para llevarse la sorpresa de que su MacBook no encendí­a. “Es el mejor laptop que he tenido en mi vida, por eso compré la garantí­a extendida”. Michael cuenta que intentó todo lo que sus conocimientos le permitieron, pero no tuvo más remedio que llevarla a la tienda Apple y solicitar la reparación.

Una vez en la tienda, los empleados de Apple Store insistieron en que la computadora tení­a “daño por lí­quidos”, y que debí­a pagar unos 700 dólares para repararla. Michael asegura que nunca se derramó nada sobre la MacBook, y refiere la larga discusión que tuvo con el gerente de la tienda, que terminó por decirle que “si preferí­a gastar los 700 dólares en otra marca de computadoras, él no tení­a problemas”.

Irritado, Michael se fue al porche de su casa para expresarle a Apple, Inc lo que sentí­a por el trato que le dieron. Primero, lanzó su MacBook inservible al suelo, diciendo “Nah. Eso no es suficiente”. Luego, lo vemos sostener un palo de hockey, un hacha y una espada, diciendo: “No, no es suficiente”, hasta que llega a la mandarria, y comienza a darle mandarriazos al indefenso laptop.

Después de que su video fue visto cientos de miles de veces en YouTube, Apple se percató de la gravedad del asunto y decidió contactar a Whitford para reemplazar la laptop destruida por una nueva. “Colocaré un video para explicar como Apple fue mucho más allá de cualquier expectativa que yo hubiera podido tener sobre una compañí­a”, contó Whitford en un email.

“La popularidad de mi video captó la atención de alguien [ en Apple ] y me cambiaron los pedazos de la macbook por un modelo nuevo. Estoy muy feliz. Apple me trató muy bien, y me aseguraron que habrí­a obtenido el mismo resultado con una simple carta. Supongo que debo intentar eso la próxima vez, antes de sacar la mandarria”.

La garantí­a extendida de Apple, Apple Care, ha sido objeto de numerosas crí­ticas por parte de consumidores “decepcionados” por el mal servicio y los altos costos de la compañí­a a la hora de las reparaciones.

[ Via Consumerist ]