X

Tecnología

Miles de autos a tu disposición en Zipcar

Noticias24.- Ser el dueño de un vehí­culo muchas veces es un dolor de cabeza más que un alivio. Pagos de seguros, estacionamientos, largas horas en el tráfico y preocupaciones vienen de la mano del preciado automóvil, y muchas veces es más sencillo caminar de un lugar a otro o usar el transporte público. Una compañí­a en San Francisco se dió cuenta de que podí­a darte las ventajas de un automóvil sin las complicaciones.

Simplemente debes registrarte en Zipcar.comy recibirás una tarjeta de identificación. Luego, conéctate a la internet, busca el vehí­culo más cercano en el mapa y resérvalo. En algunos lugares, podrás escoger entre varios Zipcars de distintos modelos. Una vez reservado, caminas hacia el vehí­culo, acerca tu tarjeta al parabrisas y las puertas del vehí­culo se abrirán para ti. Conduce, y regresa el automóvil al mismo lugar cuando hayas terminado. Tan sencillo como eso.

Zipcar está funcionando en diversas ciudades, y en algunas zonas los Zipcars son tan comunes como los cajeros automáticos, dice la compañí­a. Puedes hallar Zipcars en San Francisco, Toronto, Minneapolis, Chicago, Nueva York, Nueva Jersey y Washington D.C. En cada una de estas ciudades, hay cientos de autos siendo compartidos por miles de personas, ayudando efectivamente a reducir la contaminación y reemplazar los viejos vehí­culos particulares por modelos nuevos y ambientalmente amistosos que adquiere Zipcar.

Un dí­a conduces un mini-cooper, otro dí­a un Toyota Prius, y si la necesitas, una pickup o una camioneta. Mazda 3, Ford Escape, xB, Honda y Volvo son otros vehí­culos que encontrarás esperando por tí­ en un estacionamiento cercano a tu casa u oficina. El costo es de unos $8 la hora, aunque hay planes especiales para conductores frecuentes y empresas.

Zipcar exige revisar tus antecedentes para verificar, por ejemplo, que seas un conductor responsable, que no hayas provocado accidentes graves y no hayas sido arrestado por conducir ebrio. Según la compañí­a, muchos de sus miembros deciden vender sus vehí­culos o no comprar uno, y cada Zipcar reemplaza a 20 vehí­culos particulares. Han tenido particular éxito cerca de las Universidades, donde los usuarios han logrado reducir sus gastos de estacionamiento y el impacto de los vehí­culos sobre el tráfico y la infraestructura universitaria.