X

Tecnología

Enorme polémica en España por un video de Youtube

Google, propietaria de YouTube, ha retirado a primera hora de esta tarde el ví­deo donde varios desconocidos se burlan de Román, un hombre de 46 años de Móstoles, discapacitado psí­quico y esquizofrénico. El padre del afectado, José Martí­n Roldán, presentó esta semana una denuncia en el juzgado de la localidad para pedir su retirada.

Después de que Protección de Datos ordenara abrir una investigación y el Defensor del Pueblo pidiera al fiscal que actuara de oficio, Google, acorralada, ha decidido descolgar la grabación “por violar los términos de uso” de la web.

Lo hemos conseguido“, ha asegurado José Martí­n tras conocer la noticia. “Me he visto solo durante esta guerra, pero gracias a mi insistencia lo hemos conseguido”, ha dicho el progenitor de Román, que después de conocer hace seis meses que habí­a cuatro grabaciones en YouTube donde se burlaban de su hijo, comenzó una batalla sin tregua.

Todos los dí­as cuando me levantaba enviaba mensajes por la Red a todos los lados pidiendo que lo quitaran, incluso al mismo YouTube“, ha indicado José Martí­n. Tres de las grabaciones, sin saber cómo, explica el padre de Román, desaparecieron.

En la única que se ha mantenido hasta hoy en la red de intercambio de ví­deos se oí­an las burlas de varios jóvenes a Román, al que se ve con lí­neas negras pintadas en la cara. Presumiblemente se las pintaron los chicos que se burlan de él en la grabación.

El ví­deo es bastante borroso. En él los desconocidos incitan a Román a que imite a un sioux bailando o a que haga abdominales. í‰l balbucea. “Te ‘molan’ los porritos ¿eh Román?”, le espeta uno de los chicos. Ninguno de los jóvenes aparece en la grabación. Por sus voces se colige que deben ser veinteañeros.

La grabación se podí­a ver todaví­a esta mañana en el portal YouTube. Ayer habí­a sido vista por unas 300 personas, pero la cifra ha aumentado hasta las 4.700 este miércoles.

Desde Google aseguraron ayer que no podí­an retirar el ví­deo hasta que no lo pidiera por el procedimiento habitual algún familiar del afectado. El padre de Román decidió no hacerlo esta vez pese a que se lo pidieron en reiteradas ocasiones desde la empresa a lo largo de este miércoles. “Si he estado seis meses esperando, puedo esperar medio dí­a más”, aseguraba José Martí­n por la mañana después de conocer que la Agencia Española de Protección de Datos habí­a iniciado una investigación de oficio por la captación y difusión del ví­deo.

Según la agencia, la difusión de estas imágenes podrí­a constituir “una infracción muy grave” de la Ley Orgánica de Protección de Datos al difundir imágenes de datos referidos a la salud de una persona, que en este caso sufre una discapacidad.

Mientras tanto, el Defensor del Pueblo instó a la Fiscalí­a a que actúe contra los autores del ví­deo porque “atenta contra la dignidad de la persona, lo que puede ser constitutivo de delito“.

Al final Google, tras la polémica generada, retiró el ví­deo a última hora de la tarde. “Ahora mi objetivo es que los autores paguen por lo que han hecho ante la justicia y se les caiga la cara de vergí¼enza”, ha indicado el padre de Román, que proseguirá con su lucha y dice que sigue sin tener noticia de las instituciones. “El Defensor del Pueblo se ha puesto en contacto con los medios, pero, ¿por qué no lo han hecho conmigo? Yo soy el que está desvalido”, ha afirmado José Martí­n.

El Mundo, Madrid