X

Tecnología

Google no quiere problemas legales

Google está participando de una frenética ronda de negociaciones con las empresas de entretenimientos y medios de comunicación. Quiere convencerlas de que prevean contenido a YouTube, el sitio Web de videos que compró el mes pasado por u$s 1.650 millones, y así­ evitar potenciales juicios.

El CEO, Eric Schmidt y otros altos ejecutivos se reunieron con CBS, Viacom, Time Warner, NBC Universal y News Corp, entre otros, según fuentes allegadas a las conversaciones, para ofrecerles decenas de millones de dólares por el derecho a difundir legalmente sus contenidos de video en YouTube.

Para Google, las conversaciones podrí­an determinar si su inversión en YouTube lo ubicará una posición de liderazgo en el segmento de los videos online, o si se convierte en una ola de problemas legales por violación a los derechos de propiedad intelectual.

YouTube, que fue fundado hace 18 meses, exhibe 100 millones de clips al dí­a y se convirtió en el sitio web de video más visitado. Su popularidad ha llevado a muchos a predecir que, junto con sitios similares, podrí­a pasar a ser el principal medio de distribución de grabaciones de video, televisión, y pelí­culas. Sin embargo, mucho material de propiedad de compañí­as de entretenimientos y medios de comunicación ha ingresado al sitio sin permiso.

Algunos ejecutivos de estas compañí­as especulan que si Google falla, YouTube podrí­a enfrentar el mismo destino de Napster, el servicio de intercambio de archivos que obtuvo enorme popularidad antes de que los sellos discográficos lo demandaran por violación de los derechos de autor, y lo sacaran del mercado.

Hace poco, Schmidt señaló a Financial Times que querí­a asociarse con compañí­as de entretenimientos y medios y que éstas combinaran la plataforma publicitaria de Google con su contenido para alcanzar una mayor audiencia.

«Hasta ahora, a la gente le gusta ese mensaje: ahora están tratando de saber qué hacer con él –si deberí­an, si no deberí­an, bajo qué condiciones.»

Las firmas de entretenimiento deben equilibrar el potencial promocional y publicitario de YouTube –que les permitirí­a alcanzar nuevas y extensas audiencias– con la necesidad de proteger el material en el que han invertido millones de dólares.

Muchas empresas también dudan en ayudar a que Google adquiera el dominio de la distribución de videos online, posición que ya disfruta en el mercado publicitario de las búsquedas.

Hasta ahora, Warner Music, Universal Music y Sony BMG han firmado acuerdos con YouTube para proveer parte de su contenido a cambio de un canon y una participación de los ingresos por publicidad.

En lugar de pagos, las sellos discográficos recibieron participaciones en YouTube.

J. CHAFFIN, A. VAN DUYN Y R. WATERS
Financial Times