X

Tecnología

«Sexteo» («sexting»): Mal tecnológico que afecta a la juventud.

Imagen: Archivo, Gonzobrum

El «sexteo» (sexting en Inglés) es el enví­o de fotos con contenido sexual explí­cito ví­a SMS o MMS, y en Estados Unidos casi significó una condena de cárcel a tres menores de edad en un caso y una condena de 15 años por asalto sexual.
El enví­o de SMS y MMS con contenido sexual entre adultos que quieran compartirlo no es ilegal en Estados Unidos, pero la posesión de material sexual que implique a menores de edad si lo es, así­ cómo el enví­o masivo de material que degrade o atente contra la condición humana de un individuo.

24% de los adolescentes entre los 14 y 17 años se han visto involucrados en algún tipo de sexteo con desnudez

De acuerdo a un estudio sobre «abuso en lí­nea» hecha para AP y MTV en el 2009 24% de los adolescentes entre los 14 y 17 años se han visto involucrados en algún tipo de sexteo con desnudez, bien sea ví­a teléfono móvil o ví­a Internet. Las posiciones de los adolescentes vavian desde un «jamas» hasta un «es una forma perfectamente normal de expresarte»

En el último par de años este fenómeno se ha vuelto tan común entre adolescentes, que la alarma ha pasado ya a los niveles judicial y legislativo.

El caso más sonado

En enero de 2010, cuando una foto de desnudez frontal de una adolescente de 14 años se diseminó «viralmente» en una ciudad en el estado de Washington, EE UU, alcanzando cientos teléfonos; quizás miles, ya que la estudiante fue reconocida en la escuela a la que fue transferida… a más de 32 kilómetros de distancia y en otro distrito educativo.
Al dia siguiente la fiscalí­a levanto cargos por distribución de pornografí­a infantil a tres adolescentes entre los que destacan el ex-novio que recibió originalmente la foto, y la «amiga» que distribuyó la foto a sus contactos en un MMS que contení­a la frase «Ho alert!» («Alerta de prosti!» o «Alerta de perra!» en castellano) e instaba al destinatario a reenviar el mensaje si consideraba prostituta a la fotografiada.

Como consecuencia de este caso jornadas y seminarios de orientación para padres, maestros y alumnos fueron implementados en toda la ciudad.

De ser condenados enfrentaban una sentencia de hasta 36 semanas en un correccional y quedar registrados como ofensores sexuales en las bases de datos del sistema judicial. Finalmente los cargos fueron reducidos de «distribución de pornografí­a infantil», un crimen clase C (class C felony), que incluye crí­menes como incendio provocado, secuestro y asalto sexual) a «acoso telefónico» una Ofensa grave (gross misdemeanor). Finalmente se llegó a un acuerdo con trabajo comunitario y disculpas a la ví­ctima y a su familia como pena.
Como consecuencia de este caso jornadas y seminarios de orientación para padres, maestros y alumnos fueron implementados en toda la ciudad.

Extorsión electrónica

A la edad de 17 años el estudiante Anthony Stancl de Winscoinsin (USA) fingió ser una chica en Facebook para convencer a por lo menos 31 muchachos de entre 15 y 18 años con el fin de conseguir que enviaran fotos de ellos mismos desnudos, las cuales usarí­a luego para extorsionarlos para que tuvieran sexo con él. El resultado fue una condena a 15 años de prisión.

Acciones Legislativas

En Estados Unidos cerca de 26 estados (más de la mitad) han cambiado sus leyes sobre pornografí­a infantil y/o creado diversas leyes y excepciones para tipificar y definir las ofensas de «sexteo» en menores de edad, para que no apliquen los castigos mucho más severos que están diseñados para los adultos.

Con información del New York Times y GQ.

La noticia original (en inglés):
The New York Times: A Girl’s Nude Photo, and Altered Lives.
The New York Times: States Struggle With Minors’ Sexting.
The New York Times: What They’re Saying About Sexting.

GQ: Update on Sextortion at Eisenhower High

Estudio de MTV y AP: A Thin Line