Venezuela y Bolivia quedan fuera del mapa del iPhone

Noticias24.- El blog Apple 2.0 (parte de la revista Fortune) publica hoy un mapa de la nueva cobertura mundial del iPhone, de acuerdo a varios anuncios recientes de los acuerdos a los que ha llegado Apple con diversas compañí­as operadoras de telefoní­a celular en el mundo.

El iPhone estarí­a disponible para mediados de 2008 en todos los paí­ses marcados en rojo. De América Latina, sólo Bolivia y Venezuela quedaron fuera del mapa pues Apple trabajará con América Móvil, una empresa que no tiene cobertura en tierras de Chávez y Evo.

Por el momento, Apple ha dado el visto bueno a AT&T en Estados Unidos, Rogers Wireless en Canadá, AméricaMovil en América Latina, O2 en Inglaterra y Vodafone en Australia, República Checa, Egipto, Grecia, Italia, India, Portugal, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Turquí­a.

Los redactores del blog de tecnologí­a móvil Con-Café habí­an especulado con que la española Movistar cerrara con Apple para distribuir el iPhone en América Latina, pero tras el anuncio definitivo de la exclusividad del iPhone para América Móvil, opinan que es posible que el iPhone fuera comercializado libremente por cualquiera de las operadoras venezolanas, Movistar, Movilnet y Digitel.

Sin embargo, vemos mucho más probable que los usuarios de iPhone en Venezuela tengan que seguir “hackeando” los teléfonos y asumiendo las consecuencias por ello en caso de problemas con el dispositivo (Apple se niega a darles servicio a los iPhones manipulados para que funcionen en Venezuela, o cualquier otra parte del mundo). Además, los compradores de iPhones “desbloqueados” han pagado una prima importante por un teléfono que ya es significativamente caro a su precio original, de USD $399, y que en Venezuela no se obtiene por menos de Bs.F. 2.600.

Hay varios mecanismos para hacer posible que el iPhone funcione con proveedores de telefoní­a distintos a los designados por Apple, pero todos ellos invalidan la garantí­a y suelen implicar un esfuerzo importante del usuario a la hora de actualizar el software del teléfono. Apple, además, busca incorporar mecanismos de seguridad en sus servicios para darse el gusto de excluir a cuantos iPhones hackeados les sea posible.