X

Tecnología

Google lanza su versión de Wikipedia

Noticias24.- Ya está en lí­nea Knol, el nuevo producto de Google con el cual la empresa comienza a competir con los portales de conocimiento generado por usuarios: Wikipedia, Mahalo, Squidoo, WikiHow y Helium.

Knol apunta a ser un sitio donde se almacene conocimiento (dice el website que Knol es una «unidad de conocimiento») y anima a los usuarios a escribir páginas. A diferencia de Wikipedia, que pertenece a una fundación sin fines de lucro ( decisión de la cual se arrepiente, y mucho, su fundador Jimmy Wales) Knol si permitirá publicidad en sus páginas, y hará mucho mayor énfasis en el contenido «firmado», es decir, personal.

Una diferencia conceptual muy importante es que Knol no es una «wiki», sin embargo para los fines del usuario que consulta dichas páginas con el fin de aprender sobre un tema, no tendrí­a mucha importancia. Knol también favorece la publicación por parte de autores verificados que firmen con nombre y apellido, para lo cual solicita (sólo a quienes quieran ser escritores verificados) la información de una tarjeta de crédito con el fin de chequear al usuario contra bases de datos bancarias y autenticar su nombre real.

Muchos «wikipedistas», expertos en ciertos temas, solí­an firmar sus artí­culos hasta que las polí­ticas del sitio lo prohibieron. Como todos pueden editar la misma página, los aportes que se hacen a Wikipedia pierden identidad entre los aportes de todos, y no hay manera de reconocer la «autorí­a». Y en la Web 2.0, el usuario quiere presumir de la «autorí­a» de una página o artí­culo famoso, aunque ésto no les proporcione un beneficio monetario directo.

Lo que un «experto» escribe en Knol se identifica como propio, y el experto puede crear su propia reseña biográfica: una manera de autopromocionarse y buscar notoriedad en cierto campo. Nadie puede editar el artí­culo sin permiso del autor, compilador o «propietario», y pueden existir artí­culos de diferentes autores sobre el mismo tema. En Wikipedia esto desapareció por completo, cuando las polí­ticas execraron a las «vanity pages» o páginas de «vanidad» en las que la gente colocaba su propia biografí­a si se consideraban suficientemente dignos de auto-crearse una entrada en Wikipedia.

Knol, al menos por ahora, es menos formalista que Wikipedia. En la «enciclopedia que todos pueden editar», no serí­a posible un artí­culo sobre tips para preparar panquecas, que sí­ se consigue en Knol.

Sin embargo, prominentes académicos -que no suelen estar dispuestos a vertir su conocimiento en Wikipedia, donde puede ser modificado por cualquier persona y no permite publicar investigación original – podrí­an encontrarse más cómodos en Knol. También es posible ganar algún dinero extra colocando anuncios del programa Google Adsense en las páginas que el usuario escribe en Knol.

Como en todos estos lanzamientos, las interfaces y el contenido se encuentran en inglés y tomará un tiempo comenzar a ver los primeros avances en español y otras lenguas.

Varios temas interesantes se ponen de relieve con el nuevo Knol, y el primero es si verdaderamente Knol plantea un riesgo para Wikipedia. En primer lugar, por su esquema más informal y el público al que apunta, y en segundo -pero no menos importante- por la posibilidad de que los resultados de Knol «derroquen» en las búsquedas ví­a Google a Wikipedia, dado que la mayor parte de su tráfico proviene de Google (que controla 70% del mercado de búsquedas en internet) y ha adquirido relevancia tal que en prácticamente cualquier tópico que uno pueda buscar, siempre encuentra en los primeros cinco resultados un enlace a la Wikipedia.

Aunque Google ha asegurado que no «torcerá» el algoritmo para dar preferencia a Knol por encima de Wikipedia y otros competidores, el tema preocupa a opinadores y empresarios de la red por la manera en la que el gigante de las búsquedas va conquistando terreno en otros campos. El poder que ha adquirido Google se basa en su capacidad de dirigir el tráfico de la internet de un punto muerto – como un navegador en blanco, la barra de Google o desde www.google.com, donde no hay más que la caja de búsqueda hacia las páginas y negocios de terceros.

Desde el buscador, hasta Google Maps y la «búsquedad de libros» de Google, el gigante de Larry Page y Sergey Brin sirve para conectar usuarios con empresas que ofrecen distintos bienes y servicios. Pero, ¿qué ocurre si Google decide competir con esas empresas?

Jason Calacanis, fundador de Weblogs Inc y Mahalo.com, ha recordado con cierta preocupación que este movimiento de Google podrí­a resultar parecido a la «puñalada trapera» que Microsoft le dio a compañí­as que desarrollaban aplicaciones de oficina, tal como WordPerfect, Quattro Pro, Lotus 1-2-3 y WordStar. Primero, las animó a desarrollar todo su software para la plataforma Windows, y luego «mató» a todas estas compañí­as con su propio producto, Microsoft Office. Años después, Microsoft se las jugó todas contra Netscape y lo hundió.

Calacanis destaca que la internet está plagada de negocios «google-dependientes», y de entrar de lleno en el negocio de crear contenido (a diferencia de su actual modelo de redireccionar hacia contenidos de otros) serán muchos los «cadáveres» que Google dejará en el camino.