EEUU desmontó red gigantesca de correo basura


Una de las mayores redes de correo electrónico basura, con integrantes desde Nueva Zelanda hasta EEUU, fue desmembrada ayer, informaron las autoridades.

FOTO LEYENDA: Steve Baker, director de la región del Medio Oeste de la Comisión Federal de Comercio, anuncia el desmembramiento de una red encargada de enviar correo no deseado y hacer ventas irregulares de medicamentos a nivel mundial en una conferencia de prensa en Chicago el martes 14 de octubre del 2008. Foto AP/M. Spencer Green.

Los encargados de este tipo de correo no deseado, también conocido como “spam”, enviaron miles de millones de correos electrónicos en los últimos años. Incitaban a los usuarios a hacer click en sitios de internet que presuntamente utilizaban anuncios falsos para vender medicinas controladas a un precio más barato, así­ como un “incremento viril” y pastillas para bajar de peso.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) recibió más de tres millones de quejas sobre el correo basura y los sitios de internet relacionados con esta empresa, lo cual ilustra los alcances de su operación, informaron autoridades.

Los sitios relacionados con la operación, incluyendo una página llamada “Atención Médica Canadiense”, eran difí­ciles de distinguir de los sitios legales de venta de medicina, pues hací­an atractivos sus anuncios, dijo Steve Baker, director de la FTC en la región central del paí­s.

“Esos sitios están construidos profesionalmente, en verdad”, dijo. “Hace algunos años uno podí­a distinguir lo falso porque se veí­an de mala calidad y tení­an errores de ortografí­a. Ahora no creo que sea así­”.

El sitio violó la ley federal CAN-SPAM del 2003, la cual busca restringir el correo comercial no deseado, al emplear información falsa en el tí­tulo para ocultar el origen de los mensajes, además de que no ofrecí­a un ví­nculo que permitiera al usuario no ser incluido en la lista de sus destinatarios y por no presentar una dirección postal fí­sica, dijo la FTC.

Como parte de su investigación, el personal de la agencia hizo compras encubiertas en los sitios. Ninguno de ellos pidió a los supuestos compradores que proporcionaran una verificación de sus recetas médicas y las medicinas que les fueron enviadas no tení­an instrucciones de los doctores ni información sobre las dosis, afirmaron las autoridades.

Un juez federal de Chicago emitió un requerimiento judicial temporal para detener las operaciones de los sitios y también congeló sus activos. El FBI revisa el caso y los involucrados podrí­an enfrentar cargos penales, afirmó Baker.

Entre los lí­deres de la operación, conocida como “Affking” en la internet, habí­a un ciudadano estadounidense y otro neozelandés, según los documentos de la corte.

Unos servidores en China alojaban los sitios de Internet y las medicinas eran enviadas desde la India, mientras que unos empleados en Chipre y Georgia procesaban la información de las tarjetas de crédito de los consumidores, dijo Baker.

Copyright 2008 The Associated Press