Los Simpsons se burlan de Apple

Presidentes de Estados Unidos, toda la clase polí­tica de Washington, la industria de la TV, grandes empresas, artistas y paí­ses enteros han sido ví­ctimas de las sátiras de Los Simpsons. La última ví­ctima de los creadores de la familia de Springfield es la multinacional norteamericana Apple.

El séptimo capí­tulo de la vigésima temporada de la serie -emitido la noche del domingo en Estados Unidos y titulado Mypods and Boomsticks- muestra una visita de los miembros de la familia a una tienda Mapple, una parodia de la empresa fabricante de los iPhone y los iPods, rebautizados en la serie como Myphone y Mypod.

Homer admira un Mycube, mientras Lisa intenta comprar unos audí­fonos, pero éstos cuestan nada menos que 40 dólares. En el capí­tulo también se observan sátiras a los Genius Bar que están dentro de las tiendas Apple (“Brainiac Bar” para Los Simpsons) y a un aviso publicitario que emitió la compañí­a en 1984.

Uno de los momentos más importantes del capí­tulo se produce con un discurso de Steve Mobbs (la versión animada del fundador de la compañí­a, Steve Jobs). Bart Simpson simula la voz de Jobs. “Ustedes piensan que son cool porque compran un teléfono a 500 dólares con una imagen de una fruta en él. ¿Adivinen qué? Su fabricación cuesta ocho dólares y me oriné sobre cada uno de ellos”, afirma el niño antes de ser perseguido por los empleados de la tienda.

ElPais.com
YouTube.com