X

Tecnología

Delincuentes cibernéticos favorecidos por mala economí­a

El frágil estado de la economí­a parece ayudar a los delincuentes cibernéticos en una de sus tareas más difí­ciles: lograr que la gente abra cuentas bancarias para convertirse en intermediarios, o “mulas”, de actividades de blanqueo de dinero y objetos robados.

Este tipo de estafa no es nuevo. La ví­ctima recibe un correo electrónico que promete un fácil empleo donde puede trabajar desde casa y ganar dinero extra ayudando a empresas a pagar a clientes en terceros paí­ses.

El dinero es normalmente real y al intermediario se le promete una parte. Lo que esos intermediarios no saben es que están traficando con ganancias ilegí­timas y están ayudando a criminales a pagarse los unos a los otros

A la ví­ctima se le pide que abra nuevas cuentas bancarias en su nombre, que acepte pagos anónimos a esas cuentas y que luego los reenví­e a través de una transferencia bancaria a otro lugar, normalmente al este de Europa.

La estafa es el tí­pico crimen de blanqueo de dinero pero con el estilo propio de internet.

El dinero es normalmente real y al intermediario se le promete una parte. Lo que esos intermediarios no saben es que están traficando con ganancias ilegí­timas y están ayudando a criminales a pagarse los unos a los otros. Los intermediarios — en este caso, las ví­ctimas — son además los más proclives a ser arrestados.

Los usuarios de internet más experimentados normalmente identifican las promesas de dinero fácil como una estafa. Pero expertos en seguridad de la red aseguran que a medida que crece el desempleo en el paí­s, más gente está dispuesta a asumir el riesgo y actuar como “mulas” en la estafa.

“Cuando la gente tiene miedo de perder su puesto de trabajo, o les preocupa el hecho de tener que pagar las facturas, puede que vean esto con un punto de visto distinto a cuando las cosas bien y de color de rosa”, dijo David Marcus, director de investigación de seguridad y comunicaciones en McAfee Inc.

Los anuncios para este tipo de trabajo son cada vez más convincentes pero parte de su atractivo es la falta de detalles informativos, que les hace parecer legí­timos ante los ojos de alguien desesperado por falta de dinero.

Los tí­tulos de trabajo ofrecidos en los correos electrónicos son “representante de ventas internacionales” o “jefe de transporte”.

El informe de criminologí­a virtual de McAfee, que será difundido el martes por la compañí­a, asegura que se detectaron 873 portales de internet para contratar “mulas” en Gran Bretaña en la primera mitad del 2008. Eso supone un aumento del 33% sobre la primera mitad del 2007. Los datos fueron recopilados por APACS, un grupo comercial de la industria del pago en Gran Bretaña.

Por Jordan Robertson
Copyright 2008 The Associated Press