Google vale 4 veces más que Yahoo

La compañí­a de Internet vale cuatro veces más que Yahoo y poco más de la mitad de Microsoft. Las acciones se negocian a 57 veces sus ganancias netas estimadas para 2006

El precio de las acciones de Google superó esta semana por primera vez la marca de los 500 dólares porque Wall Street dejó de inquietarse por la posibilidad de que su valuación fuera excesiva.

Este último auge en las acciones de la compañí­a más importante de Internet consolida la posición de Google como principal rival de Microsoft y confirma hasta qué punto su suerte ha eclipsado la de Yahoo.

La valuación de mercado de Google, que ronda los u$s 153.000 millones, ya es más de la mitad de la de Microsoft, mientras el rápido crecimiento de su facturación y su flujo de caja equivalen a una cuarta parte de los de la empresa más rentable del área tecnológica.

Tras el último incremento en las acciones, el valor de Google cuadruplica el de Yahoo, que este año tuvo que esforzarse para crear un sistema publicitario para sus búsquedas capaz de seguir el ritmo del de Google.

Aunque los analistas han advertido que quebrar la barrera de los u$s 500 no representa ningún cambio significativo en la forma en que los inversores consideran a la compañí­a, el hecho tiene un valor simbólico tras un año en el que el precio de los papeles de Google perdió impulso.

El precio de las acciones se fijó en u$s 85 cuando la compañí­a salió a Bolsa, en agosto de 2004, y para noviembre del año pasado habí­a trepado a u$s 400. Sin embargo, después de llegar este año a u$s 470, comenzó a perder fuerza porque los inversores empezaron a anticipar una posible desaceleración en el crecimiento y un aumento en la competencia.

Youssef Squali, analista de Jefferies, en Nueva York, dijo que ahora la compañí­a está valuada a aproximadamente 21 veces el flujo de caja esperado para 2007, lo que en términos generales coincide con el nivel de cuando la firma salió a Bolsa y parece razonable dado su rápido y continuo crecimiento internacional.

Sin embargo, según Scott Kessler, analista de Standard & Poor’s, los papeles de la compañí­a se están negociando a 57 veces sus ganancias netas estimadas para este año, tras agregar los costos de las opciones sobre acciones para los empleados.

Algunos analistas creen que, gracias al tamaño y a su muy atractivo crecimiento, ha entrado en juego la psicologí­a de masas, que ya es la principal fuerza que impulsa el aumento de las acciones. “Muchos piensan que no sólo van a perder dinero sino que se sentirán y parecerán estúpidos” si no poseen acciones de Google, dijo Kessler.

El peligro es que la misma mentalidad de manada pueda producir un cambio de dirección igualmente fuerte si Google muestra signos de una desaceleración más rápida, agregó Squali.

RICHARD WATERS – Financial Times