X

Semanas antes de que el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud alertaran al público sobre un número creciente de casos de gripe porcina, una pequeña firma con sede en los suburbios de Seattle ya habí­a intuido que ocurrí­a algo. Ver más »