X

Venezuela

Venezuela condena la muerte de Gadafi y repudia “la cultura de la muerte” de “las élites occidentales”

Foto: Ernesto Benavides / AFP Photo / archivo

Caracas, 21 Oct. AVN.- El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela condenó, este viernes, la barbarie ejecutada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y sus miembros aliados contra el pueblo libio durante los últimos siete meses.

A través de un comunicado oficial emitido por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores Venezuela repudió enérgicamente el crimen cometido contra el líder de la nación norafricana, Muammar Al Gaddafi, quien fuera asesinado este jueves en la ciudad de Sirte, producto de los ataques de la Alianza.

Asimismo, la nación reitera su compromiso a luchar por la paz, a pesar de las pretensiones imperiales de imponer la cultura de la muerte.

A continuación el texto íntegro

República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores
Comunicado

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela condena de la manera más enérgica la política de barbarie conducida por la OTAN y sus aliados en Libia, que ha sumido a esa hermana nación en la guerra y subvertido por la fuerza el orden institucional de ese país.

Video: VTV (21/10/2011)

El crimen cometido el día 20 de octubre de 2011 contra el Líder libio Muammar Al Gaddafi, es emblemático de los crímenes perpetrados contra el pueblo libio por las potencias colonialistas a lo largo de los últimos meses, y demuestra que en esa nación africana se ha conducido una política violenta de cambio de régimen en violación de los más básicos principios del Derecho Internacional.

La agresión militar unilateral e ilegal de la OTAN contra un país que no efectuó acto de guerra alguno, siembra un triste precedente que podrá ser utilizado a conveniencia del imperio contra cualquier nación del Sur que se interponga en el camino de su política de dominación.

Venezuela ratifica su compromiso irrenunciable con la paz, y reitera su repudio a la cultura de la muerte impuesta por las élites occidentales que hoy incendian el mundo con el fin de acaparar las riquezas y los recursos soberanos de los pueblos.

Caracas, 21 de octubre de 2011