X

Venezuela

Estudio revela que continúa en ascenso la fuga de talento: más de 800 mil venezolanos han emigrado

Foto: Iamim / Archivo

(Caracas, 10 de mayo. Noticias24) – La difusión del cortometraje “Caracas, ciudad de despedidas” despertó un debate que yacía en el fondo de las conversaciones entre jóvenes profesionales y sólo a veces se levantaba. Ahora es el tema de moda. Irse o no irse del país.

Este jueves el diario El Nacional publicó un trabajo que puso en evidencia los motivos que alientan a parte de la juventud venezolana a marcharse.

Iván de la Vega es sociólogo. Sus investigaciones precisan que para 2010 vivían en el exterior unos 800.000 venezolanos, pero hace 20 años la cifra era de apenas 50 mil.

Durante el VIII Congreso Iberoamericano de Indicadores de Ciencia y Tecnología, De la Vega explicó que la emigración venezolana pasa también por una diáspora intelectual, pues casi 12 mil científicos venezolanos están trabajando afuera.

Desde que Hugo Chávez asumió la Presidencia, Estados Unidos, por ejemplo, ha recibido 8.159 peticiones de asilo político de venezolanos.

Pero también emigran quienes dicen ser blanco de persecuciones políticas, religiosas y hasta de orientación sexual.

Desde que Hugo Chávez asumió la Presidencia, Estados Unidos, por ejemplo, ha recibido 8.159 peticiones de asilo político de venezolanos. Entre 2004 y 2006 fueron más de mil solicitudes anuales.

A. L. es un joven que prefirió mantener su nombre en anonimato. Estudió en Valencia y se graduó en Administración. Era activista de bajo perfil por Acción Democrática, y en vez de ser vocero prefería organizar a la gente para que marchara o fuera a votar.

Relató a El Nacional que un día empezó a recibir llamadas amenazantes. “En 2003, al salir de mi oficina me emboscaron y me llevaron a Tocuyito. Allí me golpearon, me dijeron que estaba vigilado. Empecé a tener cuidado, pero me siguieron llamando. Me decían que me iban a enjuiciar por traición. Quise hacer la denuncia ante la Disip, pero me dijeron que ellos me estaban investigando a mí”.

Tras dos años de persecuciones, A. L se convirtió en uno de los 1407 venezolanos que solicitó asilo a Estados Unidos. Se lo negaron y aún él y su esposa luchan por quedarse legalmente en ese país. Sólo 153 exiliados fueron aceptados.

Con información de El Nacional