X

Venezuela

Reuters: Guerra de sondeos electorales caldea la carrera a la Presidencia de Venezuela

Foto: Composición Noticias24

(Caracas, 06 de junio – Reuters).- Una guerra viral de encuestas en Venezuela, que dibuja desde marcadas brechas hasta empates técnicos entre el mandatario Hugo Chávez y el candidato opositor Henrique Capriles, agudiza la polarización y los ataques políticos en plena campaña por la silla presidencial.

La mayoría de estudios de intención de voto le otorga a Chávez, quien lleva casi un año luchando contra el cáncer, al menos 15 puntos de ventaja sobre Capriles. Sin embargo, otras firmas aseguran que la carrera va cabeza a cabeza, lo que agrega confusión entre la masa de votantes.

La presentación de resultados está plagada de ataques personales a los encuestadores, bombardeo de propaganda de parte y parte y la multiplicación de firmas de estudios de opinión casi desconocidas.

Capriles, quien gobierna el estratégico estado Miranda, ha desacreditado los números que no le favorecen, calificándolos como el trabajo de «mafiosos inmorales» que manipulan los resultados a favor de Chávez.

«Hay sectores de la sociedad tanto en el chavismo como entre la gente que lo adversa, que sólo están dispuestos a escuchar lo que a sus oídos les agrada»

«Creo que esto tiene que ver con que la sociedad está muy polarizada. Hay sectores de la sociedad tanto en el chavismo como entre la gente que lo adversa, que sólo están dispuestos a escuchar lo que a sus oídos les agrada«, dijo Germán Campos, director de Consultores 30.11, cuyo último estudio da casi 30 puntos de ventaja a Chávez.

Campos quedó atrapado en las acusaciones cruzadas camino a las elecciones, cuando un diputado de oposición dijo que había recibido recursos del Gobierno para viajar a Buenos Aires y Madrid a presentar los resultados de sus análisis.

«¿A quién le conviene que la oposición se preocupe por las encuestas y no de los temas claves de campaña?», se preguntó Óscar Schémel, director de la firma Hinterlaces, que da a Chávez una ventaja de casi 20 puntos.

«El tema de las encuestas lo colocó el oficialismo. Parte de la estrategia oficial es distraer a la oposición, tienen cuatro meses distrayéndolos con las encuestas», señaló el analista, quien también fue acusado de recibir ayudas del Gobierno.

Schémel, Campos y el Gobierno negaron enfáticamente las acusaciones.

El tema de las encuestas levanta profundas sensibilidades entre los electores venezolanos tras 12 comicios durante el mandato socialista de Chávez, quien buscará la reelección el 7 de octubre.

En 2004, una encuesta a boca de urna de la oposición mostró a Chávez perdiendo por 20 puntos un referéndum revocatorio, casi el resultado opuesto al anunciado más tarde por la autoridad electoral, lo que desinfló las pretensiones de los adversarios del presidente que venían de un paro y un breve golpe de Estado.

¿Cambiando el rumbo?

El rotundo triunfo de Capriles en las primarias de la oposición en febrero, combinado con el deterioro de la salud de Chávez, quien sacudió al país al confirmar una recurrencia de la enfermedad, dibujaron el mejor escenario para la oposición desde que el líder socialista llegó al poder en 1998.

Además, una crisis de viviendas, recurrentes fallas en los servicios públicos, el agobiante costo de la vida y la criminalidad, le habían restado puntos a la aprobación de la gestión del mandatario hasta el año pasado.

Pero la brecha en los estudios ha ido creciendo a favor del presidente desde marzo, mientras éste extiende sus apariciones en televisión y el gasto público se multiplica a través de planes sociales enfocados en vivienda, seguridad y becas estudiantiles.

«Parte de la estrategia oficial es distraer a la oposición, tienen cuatro meses distrayéndolos con las encuestas»

Chávez, quien se aproxima a su cumpleaños 58, incluso se mostró ante los periodistas este fin de semana, más delgado, pero caminando, riendo y dando órdenes, aunque advirtió que en esta campaña no mantendría el activo ritmo que lo caracterizó en las anteriores.

Aún liderando las encuestas, los voceros gubernamentales no pierden la oportunidad de cuestionar los datos, pese a que aún no han comenzado a medir la verdadera campaña que arranca oficialmente el próximo 1 de julio.

Capriles anticipó que inscribirá su candidatura el domingo, mientras que Chávez lo hará el lunes.

«Ellos inventan estas encuestas precisamente para después cantar fraude y volver a instalar el expediente de la desestabilización«, dijo Jorge Rodríguez, jefe de campaña de Chávez, al comentar sobre los resultados de las respetadas firmas Datanálisis y Consultores 21.

Consultores 21 dijo en marzo, cuando presentó su última encuesta, que se podía hablar de empate técnico entre los contendores. La firma presentaría sus números al final del segundo trimestre.

Para la especialista venezolana de marketing político Carmen Beatriz Fernández, las encuestas tienen fuerza mínima para torcer un resultado.

«Estos tropismos, cuando se producen son leves, del orden de 3 ó 4 por ciento del electorado. Buscando estas migraciones de última hora es que en muchas campañas los comandos difunden las encuestas que les favorecen«, escribió en un artículo de opinión.

Entre dimes y diretes

Miguel Pérez Pirela, un controversial presentador de la televisión estatal, arremetió en horario estelar contra Luis Vicente León, director de Datanálisis, acusándolo de ocultar una encuesta que ubicaba a Chávez con 17 por ciento de ventaja, con el fin de no molestar a la oposición.

León respondió que sólo los clientes que compran la encuesta recibieron los resultados, que habían sido publicados días antes por varias agencias, incluida Reuters.

Capriles, de 39 años, insiste en que los números aún no reflejan el resultado de su recorrido «Casa por Casa», su estrategia de campaña más destacada y que lo ha llevado a visitar miles de hogares besando a niños, mujeres y ancianos, incluso en zonas consideradas bastiones del chavismo.

Asimismo resaltó que la discriminación desde el Gobierno hacia los adversarios de Chávez, que afirma ha sido ampliamente documentada y ha incluido el despido de trabajadores públicos que firmaron la petición de referéndum revocatorio del presidente, atemoriza a las personas a la hora de dar su opinión.

«No tenemos ninguna duda que esta elección, en este momento, tiene un empate técnico; está completamente pareja. A mí me cuesta una barbaridad creer que en un país que está perfectamente dividido en dos, el voto no lo esté», dijo a Reuters Armando Briquet, jefe de campaña de Capriles.

A continuación una tabla con los últimos resultados disponibles:

Antes de febrero del 2012, la intención de voto se refierea la «oposición» y posteriormente al candidato Henrique Capriles que fue elegido en unas primarias.

(Reporte de Diego Oré. Editado por Silene Ramírez)