X

Venezuela

Privan de libertad a cinco policías por muerte de comerciante y su hijo en Portuguesa

(Caracas,octubre de 2011) A solicitud del Ministerio Público, fueron privados de libertad cinco funcionarios de la Policía del estado Portuguesa, por estar presuntamente involucrados en la muerte del comerciante César Afanador y su hijo de 7 años de edad, hallados el 4 de octubre en la autopista José Antonio Páez de esa jurisdicción.

En la audiencia de presentación el fiscal 1°del segundo circuito judicial de ese estado, con sede en Acarigua, Hahakell Escalona, imputó a los funcionarios Franklin Castejón, Junior Fama, Alexander Toro, Wilmer Zamora y Adonay González, por la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional calificado en la ejecución de robo en perjuicio de Afanador, homicidio calificado por motivos innobles en relación con el niño y asociación para delinquir.

Los referidos delitos están tipificados en el Código Penal y en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada.

En este sentido, el Tribunal 1° de Control del estado Portuguesa, extensión Acarigua, con base en los elementos de convicción expuestos por los fiscales, dictó medida privativa de libertad contra los cinco policías y ordenó su reclusión en el Centro Penitenciario de Los Llanos Occidentales.

Vale señalar que por este mismo caso permanecen privados de libertad el también funcionario Gilbert Jiménez y el civil Eddy Durán, imputados por los mismos delitos.

Adicionalmente, el Tribunal 1° de Control de Acarigua, sección adolescente, basado en los elementos expuestos por la fiscal 5° de esa jurisdicción, María Mago, ordenó la detención de dos adolescentes de 12 y 16 años, a quienes se le imputó por la presunta comisión del delito de homicidio calificado. Ambos se encuentran en la Casa de Formación Integral Acarigua 1.

El día 30 de septiembre, la cónyuge de la víctima recibió una llamada telefónica del funcionario Gilbert Jiménez, para informarle que habían encontrado abandonado un vehículo Mitsubishi en la vía hacia Barquisimeto, propiedad de César Afanador, por lo que debía acercarse al comando de la Policía Vial, donde le señalaron que desconocían el paradero tanto de su pareja como de su hijo.

Enseguida, la cónyuge de la víctima denunció la desaparición de sus parientes y las autoridades iniciaron la investigación correspondiente.

El 4 de octubre, un ciudadano que caminaba por la isla central de la referida autopista encontró los cuerpos de un hombre y un niño, por lo que acudió a la policía vial para notificar el caso.

De inmediato, los policías coordinaron con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y se trasladaron al lugar, donde verificaron la existencia de los cuerpos de Afanador y su hijo, con una data de muerte de aproximadamente 96 horas.

Las víctimas habrían fallecido como consecuencia de asfixia mecánica y politraumatismos generalizados; además, fueron despojadas de sus teléfonos y otros bienes, entre ellos mercancía adquirida con fines comerciales, cuyo destino era Tucupita, estado Delta Amacuro.

Las autoridades llamaron al teléfono de la víctima, el cual fue respondido por una adolescente de 16 años, quien manifestó que el móvil se lo habían entregado otros adolescentes de 12 y 16 años, quienes posteriormente fueron aprehendidos en el sector de Villa Araure.

Como parte de la investigación, el pasado 17 de octubre, fueron exhumados los cuerpos de las víctimas en el cementerio de Barquisimeto.