X

Venezuela

TSJ declara improcedente solicitud judicial en relación con elecciones internas del MEP

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de la Sala Electoral y en ponencia del magistrado Fernando Vegas declaró improcedente la ratificación de solicitud de ejecución forzosa sobre el cual se pronunció la Sala el 16 de junio de 2010. La petición fue realizada por los abogados Francisco Espinoza Prieto y Miguel Gener, quienes además requirieron la suspensión de las elecciones del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) supuestamente señaladas para el sábado 5 de noviembre del presente año.

Asimismo, solicitaron al Consejo Nacional Electoral para que supervise los comicios internos del MEP desde su fase inicial de conformación del Registro Electoral. Agregaron que la Comisión Electoral Nacional debe instruirse sobre la obligación de elaborar un Registro Electoral Provisional, disponible para todos los militantes del MEP e incorporar en las distintas comisiones electorales: nacional, regionales (seccionales) y municipales a los interesados en el desarrollo transparente del proceso.

La Sala advirtió que los argumentos esbozados por el abogado Espinoza están referidos a la ejecución del mandato contenido en la sentencia número 90 del 16 de junio de 2010, mediante la cual se declaró nula el Acta de fecha 5 de octubre de 2009, suscrita por el MEP que contenía la convocatoria y el cronograma electoral para la renovación de las autoridades del partido. Al respecto, se ordenó al referido órgano electoral que dentro de los veinte días hábiles siguientes a la fecha en que se le notificara la decisión, procediera a realizar una nueva convocatoria del proceso electoral en la cual se incluya un nuevo cronograma.

El accionante afirmó que la convocatoria y el cronograma ordenados en el aludido fallo ya se realizaron, sin embargo denunció que no fue incluido el registro electoral preliminar que permite a los militantes realizar observaciones, adicionalmente cuestionó la supuesta parcialidad en la designación de las comisiones electorales regionales y seccionales, así como la violación a la participación de la militancia del partido en los procesos respectivos.

Con respecto a los alegatos y solicitudes expuestos, el Máximo Tribunal del país dictaminó que la realización del proceso electoral ya realizado se produjo con ocasión a las órdenes impartidas por esta Sala en la presente causa, pero su desarrollo no fue parte del debate procesal; de manera que, de considerar el solicitante que existe algún interés tutelable por la vía judicial, debe hacer uso de los mecanismos procesales pertinentes, sin pretender darle inicio a un procedimiento sustancialmente contradictorio en etapa de ejecución del presente recurso contencioso electoral, cuyo mérito ya fue resuelto en sentencia número 90, del 16 de junio de 2010.

Con información del TSJ