X

Venezuela

El Sebin detuvo al Alcalde de San Cristóbal por el delito de rebelión

Video: VTV, 19 de marzo de 2014

(Caracas, 19 de marzo – Noticias24).- El Tribunal 1ero de Control del estado Táchira emitió una orden de captura contra el alcalde Daniel Ceballos por los delitos de rebelión civil y agavillamiento.

La información fue suministrada por el ministro para las Relaciones de Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, quien mediante una entrevista en el canal del estado VTV, detalló que efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), ejecutó la medida la noche de este miércoles.

«El Tribunal Primero de Control del estado Táchira a través del Ministerio Público, solicitó una orden de captura contra el alcalde de San Cristóbal. Ya el ciudadano Daniel Ceballos tiene su orden de captura por los delitos de rebelión civil y agavillamiento y ha sido practicada la captura por el Sebin, quien lo tiene bajo control, para la presentación ante el respectivo Tribunal», informó.

Se hizo justicia con la captura de Ceballos y esto «va a sumar mucho al tema de la paz».

Esta captura fue considerada por Rodríguez Torres como un «acto de justicia», puesto a que su juicio, el Alcalde «dejó de cumplir las obligaciones que le impone la Ley y la Constitución».

El Ministro dijo además que Ceballos «facilitó y apoyó toda la violencia irracional que se desató en la ciudad de San Cristóbal».

Al ser consultado sobre la posibilidad que se restituya la paz en San Cristóbal, tras la captura y posible pase a juicio del alcalde Ceballos, Rodríguez Torres reiteró que «el camino para la paz es la justicia».

«Yo estoy seguro que la mayoría de las personas que viven en San Cristóbal, aún siendo opositores están hastiados de violencia, de que no le recojan la basura, que destrocen los semáforos, de no poder circular por las avenidas», aseguró el titular de la cartera para las Relaciones de Interiores, Justicia y Paz, quien además precisó que esta detención sumará «mucho al tema de la paz y a la tranquilidad», concluyó.