“Sectores conservadores del Gobierno de EE UU quieren una Venezuela inmersa en un conflicto”

Foto: Prensa Ministerio de Relaciones Exteriores

(Caracas, 31 de marzo – Noticias24).- El Canciller de la República, Elías Jaua Milano, se refirió la tarde de este lunes a la visita al país de representantes de la Unasur, “hoy América Latina cuenta o organismos que realmente pueden actuar de manera transparente e imparcial y que defienden los valores de la democracia y de la paz en nuestros países”.

Aseguró que la Unasur es un organismo que vino a ayudar “con buena voluntad, no a intervenir ni a mal poner a nuestro país sino a escuchar y a acompañar (…) le hicieron unas recomendaciones al Presidente de la República que él aceptó y generó un clima de confianza. Estamos esperando que haya el pasado de la oposición a sentarse a conversar con el presidente Nicolás Maduro. Quiero ser optimista con respecto a eso, que se convirtió en un elemento catalizador de una voluntad de diálogo que existe en importantes sectores de la oposición pero que hasta esta hora no se han podido dar producto de circunstancias que no tienen sentido”.

Por otra parte, se refirió a las relaciones con Estados Unidos, aseguró que “los sectores más conservadores” del Gobierno de ese país “quieren una Venezuela inmersa en un conflicto”.

“Lamentablemente unos hasta sueñan con un conflicto armado, con una guerra civil”, dijo al tiempo que agregó que con las declaraciones del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre Venezuela “intentaban boicotear, deslegitimar la acción de Unasur”.

“Lamentablemente unos hasta sueñan con un conflicto armado, con una guerra civil”

Jaua manifestó que como Gobierno “no vamos al diálogo condicionados, ni porque nos amenacen. El Presidente ha convocado el diálogo desde el propio 8 de diciembre a pocos minutos de la contundente victoria de los comicios municipales (…) Creemos que nuestro país no se merece una guerra y la manera de evitarla es sentarnos a dialogar todos los sectores políticos que estamos confrontados históricamente”.

Señaló que respetan y aprecian al secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, “pero cuando pasan los límites del respeto de nuestra soberanía e independencia, siempre le hemos respondido y le vamos a responder (…) Valoramos y agradecemos mucho al Consejo Permanente, voy a transmitir nuestro agradecimiento”.

Jaua se refirió a la intervención que haría la diputada María Corina Machado ante la OEA, posición que fue cedida por la República de Panamá, “ella en primer lugar, es una diputada que tiene obligaciones constitucionales, ella fue acreditada por Panamá como su representante alterna, como el Embajador suplente, a partir de esa fecha, n fue en una circunstancia accidental(…) eso la convierte en una funcionaria del Gobierno de Panamá”.

“Nuestra Constitución en muy clara, muy explícita, el diputado pierde su investidura inmediatamente al aceptar un cargo público de otro país. Es evidente lo que allí sucedió (…) ella actuó en una colisión de intereses entre ser diputada de Venezuela y actuar como funcionaria panameña en un organismo multilateral. Si en algún caso hay una clara violación a la Constitución es en este”, sumó.

A su juicio, Insulza “debe estar sometido a muchísima presión, para el Gobierno de EE UU y las élites de la derecha de América Latina no debe ser muy grato lo que ha pasado”.

“La Patria no puede seguir herida por esta violencia irracional”

Sobre la posibilidad de que una delegación de la Unión Interparlamentaria Mundial visite Venezuela para evaluar casos de presunta violación de Derechos Humanos, el Canciller aseveró que este ente “no tiene ninguna competencia para venir a verificar ningún tipo de situación. Venezuela responde en materia de Derechos Humanos a los organismos a los cuales está suscrito como República y con los que tiene compromisos”.

Reiteró que el Ejecutivo tiene disposición de esclarecer cada uno de los casos de fallecidos en las últimas protestas que se han producido en el país, “donde hubo actuación ilegal de funcionarios y Guardias Nacionales, estos deben ser castigados, pero también en aquellos casos donde, que es la inmensa mayoría, ha sido responsabilidad de los que han generado la violencia”.

“Es este momento serían imputables a funcionarios policiales, según lo ha expresado la Fiscal General de la República, tres casos que serían presuntamente las dos primeras muertes que ocurrieron el 12 de febrero y el caso lamentable de la joven Geraldine Moreno en Valencia. Sólo en esos tres casos habría la presunción y están imputados funcionarios de organismos de seguridad del Estado”, añadió al tiempo que a estos casos también podría sumarse el de un joven motorizado que fue capturado por PoliChacao intentando cruzar una barricada y que posteriormente fue hallado muerto.

Afirmó que “de las casi 40 personas que han fallecido, la mayoría ha perdido la vida sin ser parte del conflicto. Todos tienen que hacernos sentir profundamente comprometidos con buscar el caminos del diálogo. La Patria no puede seguir herida por esta violencia irracional”.

“Tenemos una oposición que no sabe perder”

Foto: Prensa Ministerio de Relaciones Exteriores

Por otra parte, Jaua precisó que la oposición venezolana “tiene que aprender a perder, tiene que aprender a respetar los tiempos y lapsos políticos. No es posible que pierdan una elección, desconozcan los resultados e inmediatamente quieran forzar la situación para que haya nuevas elecciones o para que el Presidente de la República renuncie”.

“Hay que aprender a ganar a perder. En la política democrática hay que saber ganar y hay que saber perder. Lamentablemente nosotros tenemos una oposición que no sabe perder y que cada vez que pierde, inmediatamente busca el camino del atajo, de la desestabilización y el derrocamiento”, indicó.

Puntualizó que “ojalá” que como presidente de CorpoMiranda y en el marco del establecimiento del diálogo en el país se diera el trabajo conjunto con el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, “pudiéramos coordinar, que él no vea la Corporación de Miranda como un paralelismo sino más bien como un apoyo”.

Destacó que esa entidad “tiene grandes problemas y desafíos, el Gobernador del estado en su afán de ser Presidente ha abandonado buena parte de sus competencias”.

Adicionó que “no tendría problema” de sentarse con el mandatario regional “si es por desarrollo del estado, por lograr cosas. Esto no es un problema personal, la oposición personaliza el conflicto político, nosotros no tenemos ningún tipo de odio por los dirigentes opositores y mucho menos por las bases”.