X

Venezuela

Chávez pide a la Superintendencia de Costos «meter el ojo» a Colgate, Polar, Pepsi y otras empresas

Foto: David Fernández / EFE

El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, instó hoy a la recién creada Superintendencia de Costos y Precios Justos «meter el ojo» a una serie de empresas que estarían aumentando los precios de los productos.

Video: VTV 22/11/11

«Hoy se está aprobando el mecanismo de fiscalización a un conjunto de empresas. Métanle bien el ojo. A Colgate Palmolive, por ejemplo. Las cremas dentales, jabón de baño, desodorante, la Pepsi Cola, Alimentos Heinz, Nestle, Manpa, Alimentos Polar, Coca Cola, Biopapel, Agrofruit, Unilever Andina, Jonhson & Jonhson, Knorr, Glaxo SmithKline. (…). Metanle el ojo, no se dejen marear. Que nadie se venda tampoco, que nadie se deje comprar, cuidado con la corrupción», dijo en medio de una llamada a la televisara estatal.

Este martes entró en vigencia en Venezuela una ley que busca contener la inflación. El instrumento legal se aplicará de forma paulatina, iniciando por el sector de algunos sectores básicos: alimentos, higiene, personal y del hogar, repuestos de vehículos, medicamentos y servicios de salud.

La inflación en Venezuela cerró en 2010 con un registro de un 27,2 % y acumula un 22,7 % hasta noviembre.

La recién creada Superintendencia de Precios y Costos revisará a partir de este martes los costos de bienes y servicios, obligando a rebajar los precios que consideren «excesivos».

Foto: David Fernández / EFE

Pide a los fiscales de costos no dejarse sobornar

Chávez llamó a los fiscales que se desplegarán por todo el país para verificar los costos de producción y los precios de venta al público a no dejarse sobornar por aquellos comercios y empresas que revelen irregularidades.

«Métanle el ojo (a las empresas), no se dejen marear muchachos, cuidado con la corrupción, no se dejen comprar. El precio es la patria, vamos a esta lucha para lograr el equilibrio entre los costos y los precios y acabar con el atropello especulativo», arengó.

La superintendente nacional de costos, Karlin Granadillo, explicó, por su parte, que los fiscales auditarán las empresas para evaluar exclusivamente los valores relacionados con la producción, a fin de conocer si éstos se corresponden con los precios que se muestran en los anaqueles.

Además de fiscales del Instituto Nacional para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y de la Superintendencia de Costos y Precios, participarán los aspirantes a fiscales recién egresados de universidades como la Escuela de Hacienda. La ciudadanía también participará en la contraloría de precios, a través de los 23.000 comités de lucha contra la especulación que se están conformando en todo el país.

Congelados precios de 18 productos

Entre las primeras acciones de aplicación de la ley, promulgada este año vía habilitante, Chávez refirió que los precios de 18 productos serán congelados a partir de hoy, mientras que llevan a cabo las auditorías necesarias para establecer el valor máximo de venta al público.

Entran en esta lista ceras, cloros, jabón y enjuague de ropa, lavaplatos, desinfectantes, champú y enjuague para el cabello, desodorantes, jabón de baño, afeitadoras, papel higiénico, toallas sanitarias, pañales desechables, crema dental, enjuague bucal, jugos de frutas pasteurizados y envases de agua mineral, en vista de que las evaluaciones preliminares indican que cuestan más los recipientes que el agua.

Estos productos fueron identificados entre los de mayor impacto especulativo para el presupuesto familiar. Una vez determinado su verdadero valor, el precio máximo de venta al público será fijado a partir del 15 de diciembre.

Las empresas tendrán un mes (hasta el 15 de enero) para imprimir dicho precio en los empaques y/o envases, así que será a partir de entonces cuando las personas podrán comprarlos con los nuevos costos.

Chávez también planteó la realización de un proyecto de industrialización en el país, con miras a fabricar productos de aseo y limpieza, luego de que el vicepresidente Elías Jaua explicara que 90% de las materias primas que se usan para su elaboración son importadas.

Defensa a la Ley de Precios Justos

Chávez defendió la ley, que fue rechazada por la central de empresarios Fedecámaras, señalando que «es vital para proteger al pueblo de la especulación».

“Es importantísimo saber, por ejemplo, que una crema dental en México cuesta 6 bolívares. La misma crema que aquí venden en 18 bolívares (…). ¿Te das cuenta cómo aquí nos especulan? Aquí se formó el capitalismo en una de sus variantes más perversas (…). El mismo tubo de crema dental, de la misma marca, con los mismos componentes. Esa es la especulación y el atropello del capitalismo, contra esto Karlín (dijo a la Superintendente de Costos) tenemos una batalla muy dura».

En la misma onda se expresó el Vicepresidente Ejecutivo, Elías Jaua, advirtiendo que con el nuevo instrumento se establecerá un sistema «donde los capitalistas no tendrán manera de defraudar la información que suministran».

«Chávez dijo que nadie tiene que temer siempre y cuando no esté especulando», añadió.

«La oferta y la demanda es mentira. La mano invisible del mercado es la que saquea al pueblo»

Video: Cortesía VTV 22 de noviembre de 2011

«El problema del capitalismo, el problema de la mano invisible del mercado, es una de las problemáticas más graves que tiene el país (…). El problema de los mercados es uno de los más graves que nos trae el capitalismo, es totalmente falso eso de la mano invisible del mercado que todo lo arregla, que todo lo acomoda, que genera un equilibrio entre la oferta y la demanda, es mentira». Así lo expresó Hugo Chávez.

Para el Jefe de Estado eso «de la libre oferta y demanda es una trampa (…). A través de ese mecanismo la burguesía saquea a los pueblos y ellos se quedan con el dinero que se genera a través del aumento del sueldo». Afirma que el capitalismo convierte al pueblo en simples consumidores.

A manera de ejemplo destacó que «en estos momentos estamos pagando los aguinaldos por tres meses y allí inmediatamente los comerciantes suben los precios, son ellos los que terminan llevándose los ajustes de salarios».

«Tú incrementas el salario mínimo en 20% y la burguesía comercial comienza a elevar los precios de todo: comida, desodorantes, medias. La voracidad sin límites del capitalismo es el gran problema».

Con información de agencias