Autoridades manejan el asesinato de David Mujica como móvil político

Foto: Twitter

(Caracas, 03 de diciembre. Noticias24).- El asesinato del joven de 22 años, David Mujica, ocurrido en el municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia, a las 8:00 de la noche del pasado viernes 30 de noviembre, es manejado por las autoridades de seguridad del Estado como móvil político.

El joven es hijo del parlamentario del Consejo Legislativo del estado Zulia (Clez), Edgar Mujica y sobrino del alcalde del municipio Jesús Enrique Lossada, Sinecio Mujica.

Tras la reunión que todas las semanas realizan los organismos de seguridad, orden público y de servicios, junto a las autoridades del gobierno regional, el secretario de gobierno, Lisandro Cabello, informó que este domingo fueron detenidos cinco sujetos señalados de participar en este sicariato, donde también fue asesinado Melesio Mapari.

Indicó que el presunto autor intelectual de este doble sicariato es Eli Saúl Geovo Shamun, alias “El Chamut”, quien es solicitado por la Interpol tras haberse “extrañamente fugado de la cárcel de Barranquilla, en Colombia, hace tres meses”.

Cabello informó que luego de trabajos de investigación del recién creado Servicio de Inteligencia Policial de Zulia (Siepz), fueron capturados Ángel Nava, José Herrera, Eudo Cubillán, Freddy Castillo y Gonzaloo Chacón.

Sicariato político

El legislador Edgar Mujica y el alcalde Sinecio Mujica, expresaron que mafias que quieren mantener el control del municipio, les declararon la guerra por no responder a sus pretensiones.

Con el esfuerzo del presidente Nicolás Maduro, del gobernador Omar Prieto y del alcalde Sinecio Mujica, se viene venciendo las sombras. (…)La mafia allí quiere tener un control político, nosotros decidimos no enfrentarlos no de forma bélica, sino con gestión. Ahora las cajas Clap no se van a Colombia, sino que las reciben las familias del municipio y lamentablemente nos declararon la guerra”, expuso Edgar Mujica.

Reiteró su lealtad y la de su familia a la revolución bolivariana, al presidente Maduro y al gobernador Prieto y pidió justicia por la muerte de su hijo, quien formaba parte de la estructura de la planta de procesamiento de alimentos para animales Hugo Chávez, perteneciente al Nude Palito Blanco, un esfuerzo del poder popular en ese municipio.

Por su parte, el alcalde Sinecio Mujica consideró que la muerte de su sobrino fue un sicariato político.

“Desde que llegamos no traficamos con la política, no hacemos negocios con la política y eso choca con una cultura que se venía ejerciendo en un municipio”, refirió al exponer que las mafias se sienten trastocadas con las acciones de gobierno en favor del pueblo.

Con información de AVN