X

Venezuela

Arreaza: el presidente Maduro jamás consideró ir a la toma de posesión de Jair Bolsonaro

Foto: @jaareaza

(Caracas, 16 de diciembre. Noticias24) – El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza desmintió con pruebas en la mano, versiones que afirmaban que el presidente de la República, Nicolás Maduro Moro, no había sido invitado a la toma de posesión del nuevo mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, el próximo primero de enero de 2019..

A través de su microblogging, el canciller Arreaza mostró en un primer tuiter las invitaciones, dos notas diplomáticas oficiales enviadas por las autoridades brasileñas invitando al gobierno y al presidente Maduro para que asista a la toma de posesión.

Lea también: Arreaza calificó de irrespetuosa y cínica la posición de EE UU sobre aviones rusos en Venezuela

En un segundo tuit el canciller precisa que el presidente Maduro “jamás consideró asistir a la posesión de un presidente que es expresión de la intolerancia…“y mostró la respuesta que le enviaron al gobierno de Itamaraty.

A través de la agencia de noticias francesa France Press, el futuro canciller de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo afirmó que Nicolás Maduro “no fue invitado a la ceremonia de asunción del presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro, reveló el futuro ministro de Relaciones Exteriores”.

“Por respeto al pueblo venezolano, no invitamos a Nicolás Maduro a la investidura del presidente Bolsonaro”, que tendrá lugar el 1 de enero, publicó Araujo en Twitter.

“No hay lugar para Maduro en una celebración de la democracia y del triunfo de la voluntad popular brasileña. Todos los países del mundo deberían dejar de apoyarlo y unirse para liberar Venezuela”, agregó el futuro jefe de la diplomacia del gobierno de extrema derecha.

Tradicionalmente, todos los jefes de Estado sudamericanos son invitados a la investidura de los presidentes brasileños.

Electo el 28 de octubre con 55% de los votos, Jair Bolsonaro criticó fuertemente al gobierno venezolano a lo largo de su campaña.

En algunos de sus mensajes aseguraba, en tono apocalíptico, que Brasil podría transformarse en una nueva Venezuela si la elección la ganaba su rival de izquierda Fernando Haddad.

Un día después de su victoria, Bolsonaro descartó cualquier eventual intervención militar en Venezuela a pesar de las “serias dificultades” causadas por la “dictadura” de Maduro.