X

Venezuela

Samuel Moncada: resolución de la OEA en contra de Venezuela es “un abuso de poder”

Foto:EFE

(Caracas, 25 de enero. Noticias24).- El representante de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Samuel Moncada, calificó la resolución del organismo como un “abuso de poder y un golpe de Estado“.

Lea también:

El presidente Maduro da plazo hasta el domingo a funcionarios de EE UU para dejar Venezuela

Más temprano, con tan solo 16 de los 34 países que conforman la OEA, el organismo aprobó una resolución en la que se avala las acciones injerencistas y golpistas dirigidas por el gobierno de Estados Unidos (EEUU) contra Venezuela.

Ante esta decisión, el diplomático venezolano señaló que “la resolución presentada hoy comete una insensatez jurídica es un abuso de poder, es un crimen de agresión y es un golpe de Estado, todo con el propósito de promover el caos y una intervención militar extranjera que destruiría no solamente, la paz de Venezuela sino en toda la región”.

Durante su participación en la sesión de la OEA – en el que Venezuela comenzó en 2017 su proceso de retiro y que culminará en abril de este año -, Moncada enfatizó que con la acción del organismo se pretende violar y desconocer la decisión del pueblo venezolano, que eligió el pasado mes de mayo en comicios presidenciales a Nicolás Maduro como jefe de Estado con más del 67%.

“En las democracias el pueblo es soberano y los gobernantes solo tienen el poder que su pueblo les entrega la soberanía popular significa que el poder reside en el pueblo y este se lo entrega voluntariamente a los gobernantes a través del voto”, enfatizó.

“Solo los nacionales de un país puede generar la legitimidad de sus gobernantes. Nadie más. Cuando se plantea que los Estados de este Consejo pueden decidir quién es el presidente de Venezuela se pide algo que por definición es imposible. Este poder no está en este Consejo, es un atributo que no le pertenece. Es una facultad que no existe. Esa competencia es del pueblo venezolano y este Consejo sería el usurpador de la voluntad de los millones de venezolanos que votaron el 20 de mayo para elegir al presidente de Venezuela”, agregó el diplomático venezolano ante la OEA.

En este sentido, recordó la decisión de EEUU de apoyar al expresidente de Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga, quien un día después del golpe de Estado contra Hugo Chávez el 11 de abril de 2002, se autojuramentó “presidente de Venezuela”, con el beneplácito del sector empresarial, la Iglesia Católica y actores políticos de la ultraderecha.

Por otra parte, detalló que el gobierno de la nación norteamericana, desde el 2005, ha desconocido todas las elecciones que se han llevado a cabo en Venezuela, no obstante, ninguna de las decisiones tomadas por el gobierno estadounidense fueron declaradas como nulas, porque “no se decide en Washington la legitimidad de nuestras elecciones”.

“Eso es lo que venimos a denunciar. El proceso de demolición de la República pasa por todas las operaciones clandestinas de subversión que intentan producir un golpe militar violento en Venezuela”, enfatizó.

Al respecto, exhortó a los Estados de la región que forman parte de la OEA — y que quieren desconocer al gobierno legítimo y constitucional de Nicolás Maduro, siguiendo las instrucciones del gobierno estadounidense —, a que entiendan el peligro que significa ejecutar un golpe de Estado en Venezuela para la integración del continente.

Hacemos un llamado a los Estados de la región para que entiendan el peligro que representa apoyar a la desintegración del Estado venezolano de la aplicación de medidas coercitivas y legales que viola los derechos humanos de nuestro pueblo y de las amenazas de guerra que irresponsables traficantes de la muerte hacen hoy, con un poco de impunidad. Hoy es Venezuela, mañana (…) puede ser cualquier otro”, instó.

El jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, denunció un golpe de Estado en su contra promovido por el presidente estadounidense, Donald Trump, y el vicepresidente, Mike Pence, quienes asumen liderar a la oposición venezolana y amparan la autoproclamación del diputado en desacato y nulidad jurídica, Juan Guaidó, como “presidente encargado” del país.

Con información AVN.