X

Venezuela

Muere mujer durante tratamiento estético aplicado por “falsa doctora”

Foto: Globovisión

Yuraima Presilla Brito, ama de cada de 35 años, murió mientras se practicaba un tratamiento para aumentar sus glúteos, en el Centro Estético Nutricional Dani Light, que funcionaba en el edificio Pomarrosa, ocupado dese hace un año por damnificados.

La víctima, madre de tres niños y quien vivía en La Silsa, tenía varios meses acudiendo al mencionado lugar para someterse a terapias para adelgazar. El pasado lunes a las 3:30 de la tarde, llegó acompañada de su sobrina para practicarse el tratamiento y minutos después comenzó a convulsionar.

En un nota de Efren Pérez, publicada por El Siglo, se precisa que la sobrina de la víctima, de 17 años, relató que a eso de las 3:30 de la tarde, la “doctora”, salió del consultorio y le dijo que llamara a un familiar por que la señora estaba convulsionando y luego le dijo que había muerto por un paro respiratorio.

La adolescente telefoneó a su madre, hermana de Yuraima, que labora en el departamento de seguridad del Hospital Periférico de Catia. “Mi madre le exigía una explicación de lo que había ocurrido y la supuesta doctora no decía nada. Cuando fue amenazada por mi madre, que removería cielo y tierra para que la llevaran presa, la mujer señaló que ya había pasado por eso y tenía buenos abogados“, dijo la menor de edad.

La “falsa doctora” Mercedes Elvira Betancourt Paredes, de 43 años de edad, dueña de la estética y encargada de hacer las terapias fue detenida por funcionarios del Cicpc por la “presunta responsabilidad en la muerte de Yuraima Presilla Brito”.

Hasta ayer en la tarde, los investigadores del Cicpc no habían encontrado ninguna certificación ni curso que la acredite o indique que está facultada para realizar el tipo de tratamiento que venía aplicando.

Trascendió que la “Doctora Muerte” estaba procesada por el Tribunal 47 de Control de Caracas y el Fiscal del Ministerio Público, el 43, por su presunta responsabilidad con una paciente de nombre Sabrina Dolores Labrador Escalante, quien tenía 37 años de edad y murió el 22 de octubre de 2009, luego de recibir tratamiento en implante de glúteos.

La segunda víctima de Betancourt, también por tratamiento de implante de glúteos, ocurrió el 15 de enero del pasado año, y su paciente fallecido Jahmel Enrique Hidalgo Henríquez, un homosexual de 38 años de edad. A raíz de esa muerte la “doctora” fue detenida por una comisión del Cicpc. Salió en libertad luego de cancelar una fianza y quedó bajo presentación en el Juzgado de Control.

Además, Betancourt fue denunciada por causar graves lesiones con sus tratamientos a dos paciente, una en mayo del 2010, y el otro en mayo del presente año.

Con información de El Siglo