X

Venezuela

Caracas lista para la Celac con un despliegue de más de 10 mil efectivos de seguridad (+fotos)

Foto: AFP/ Leo Ramírez

La cumbre de la Celac, que se abre el viernes en Caracas, llevó a las autoridades a acondicionar el principal fuerte militar del país para acoger a más de 30 mandatarios y a desplegar 10.000 efectivos como parte del plan de seguridad.

El Fuerte Tiuna, una instalación militar en el sur de Caracas con más de 5.000 hectáreas de extensión y un régimen de seguridad especial, será la sede de la cumbre que reunirá el viernes y sábado a la mayoría de los 33 mandatarios de América Latina y el Caribe y a sus respectivas delegaciones.

Más de 10.000 efectivos de seguridad, según informaron las Fuerzas Armadas, serán desplegados en toda Caracas y el aledaño Estado Vargas (norte), donde se halla el aeropuerto internacional, para evitar hechos violentos en la capital, donde cada semana se contabilizan decenas de homicidios y otros crímenes, como secuestros.

Y adicionalmente, desde el miércoles está prohibido el porte de armas en la capital, incluso para los agentes policiales que no formen parte del operativo de seguridad de la cita de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Con una tasa oficial de 48 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2010, el país es considerado el más violento de la región.

San Miguel: “El gobierno le tiene miedo a la protesta y sobre todo por esto seleccionó Fuerte Tiuna como sede de la cumbre”

“Venezuela pasa a ser la capital de América Latina y en este sentido estamos implementando las medidas de seguridad necesarias”, informó el comandante de la militarizada Guardia Nacional, Luis Motta.

Motta precisó que las fuerzas del orden están al frente de todo tipo de operativos de prevención “para evitar cualquier situación que pueda poner en riesgo la seguridad de las personas que vienen” a participar en el encuentro.

La cumbre marcará el nacimiento de la Celac, un organismo de integración americano sin Estados Unidos ni Canadá, y paralelamente se realizarán reuniones de líderes de la Unasur y de la alianza energética Petrocaribe, por la que Venezuela suministra petróleo y derivados con facilidades financieras a países de la región.

“Al centrar la cumbre en Fuerte Tiuna se garantiza especialmente la seguridad de los asistentes y además se evita cualquier tipo de manifestación de las que normalmente ocurren en cualquier parte del mundo cuando se reúnen más de treinta presidentes, porque se trata de una zona de seguridad” especial, aseguró a la AFP la experta en defensa y directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel.

En 2002, Fuerte Tiuna fue declarado por ley “Zona de Seguridad”, dándole al ministerio de Defensa –que tiene su sede allí– una serie de potestades no sólo sobre la instalación militar sino también sobre sus alrededores, en los que “se prohíbe la realización de actividades y eventos que amenacen la integridad física y moral de las personas, bienes y servicios”.

“El gobierno le tiene miedo a la protesta y sobre todo por esto seleccionó Fuerte Tiuna como sede de la cumbre”, dijo San Miguel, que también aseguró que la legislación que rige en la zona permite que “cualquier persona pueda ser arrestada por la más mínima manifestación”.

Ni siquiera los equipos de prensa podrán acceder por sus propios medios a la instalación militar para cubrir la cumbre, sino que serán trasladados por el gobierno desde un punto de la ciudad hasta Fuerte Tiuna, después de pasar por los correspondientes controles de seguridad.

Para mostrar una Caracas más amable y evitar que la movilización de las comitivas de los distintos países colapse totalmente el ya complicado tránsito capitalino, el viernes tampoco habrá clases en las escuelas y universidades, será feriado para los empleados públicos y estará prohibida la circulación de vehículos de carga pesada.

Los juegos de la Liga de Béisbol de Venezuela previstos para el fin de semana en Caracas, así como uno del torneo de fútbol local, también fueron suspendidos por razones logísticas.

Ciudad remozada

Los equipos de trabajo de las 33 naciones participantes podrán disfrutar de una ciudad con aproximadamente 680 mil metros cuadrados de espacios públicos recuperados.

Entre ellos destacan los parques El Calvario; La Plaza Diego Ibarra; diversos bulevares e importantes teatros como El Municipal; El Nacional y El Principal, cuyo remozamiento ha permitido incrementar la cifra de visitantes a la zona central de Caracas en los últimos dos años, de acuerdo a datos ofrecidos por el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez.

Como parte de la programación cultural diseñada para la cumbre, el gobierno del Distrito Capital ofrece veladas musicales y gastronómicas típicas en el mirador Boyacá, al pie del Parque Nacional Warairarepano, así como teatro de calle y conciertos al aire libre.

Al respecto, la jefa de gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faría, bautizó a Caracas como “Capital de la revolución”, donde “se le estará brindando lo mejor de nosotros a quienes nos visitan, vamos a darle esa idea maravillosa de unidad que requiere Latinoamérica y el Caribe, convertidos en la fuerza que necesita la región para luchar contra el imperialismo”.

El sábado 3 de diciembre un gran concierto gratuito, que contará con la participación de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Venezuela Simón Bolívar -bajo la batuta de Dietrich Paredes y Christian Vásquez-, las agrupaciones Calle 13 (Puerto Rico), Aterciopelados (Colombia), Buena Fe (Cuba), entre otros, se apoderará de la base aérea Francisco de Miranda de La Carlota.

Previo al inicio del encuentro, 33 banderas ondean con la brisa que atraviesa el paseo Los Próceres, quienes transitan por el lugar sienten desde ya la magnitud de lo que se avecina, “(…) el paso histórico de fundar una gran entidad regional que nos agrupe a todos, sin exclusiones, donde podamos diseñar juntos las políticas que habrán de garantizar nuestro bienestar, nuestra independencia y nuestra soberanía”, como expresó el presidente Hugo Chávez en una carta leída por el canciller Nicolás Maduro, el pasado 27 de septiembre durante la Asamblea Nacional de la ONU.

Con información de AVN y AFP

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara

Foto: AVN / Henry Tesara