X

Venezuela

Centro residencial del Inass en Caricuao ofrece a abuelos tratamiento hiperbárico gratuito

Reducción de amputaciones en pacientes diabéticos, eliminación de bacterias o parásitos en el organismo, oxigenación cerebral para la recuperación de capacidades cognitivas en quienes padecen mal de Alzheimer, así como cáncer, son algunas de las ventajas que ofrece el tratamiento con cámara hiperbárica que se aplica gratuitamente en el Centro de Servicio Social Residencial Dr. Joaquín Quintero Quintero, ubicado en Caricuao, Caracas.

Dentro de una cama hermética, el paciente, mientras ve televisión y escucha música anti estrés, recibe oxígeno 100% puro a altas presiones, que ingresa por las fosas nasales y mediante un proceso físico y químico se convierte en líquido que viaja a través del torrente sanguíneo.

Durante un recorrido por el área de Servicio de Rehabilitación y Medicina Hiperbárica, el director del centro, Jheizon Smith Torrealba, explicó a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) que este novedoso sistema médico atiende tanto a abuelitos residentes como ambulatorios, e incluso han dado tratamiento a pacientes más jóvenes, referidos de otros centros de salud.

El servicio lleva tres años funcionando en este lugar y es muy cotizado en la comunidad, ya que en centros de salud privados cada sesión tiene un costo de entre 150 y 180 bolívares y, según la patología, a un paciente se le puede prescribir de 20 a 60 sesiones, de una hora de duración por día.

La mayoría de los pacientes aquí tratados, entre ocho y 10 diarios, entre residentes y ambulatorios, padecen pie diabético o tienen úlceras por problemas musculares. También, artritis, artrosis, osteomelitis y, otros, cáncer.

Fidelia Díaz, prediabética, es una de las beneficiadas con el tratamiento. Lleva 32 sesiones de las 40 que le han prescrito.

«Me estoy tratando por problemas cardiovisculares y úlceras varicosas y me he mejorado bastante. Aunque los primeros días me daba claustrofobia por lo cerradito de la cámara, ya me adapté», expresó.

Mientras inhalaba su oxígeno, el abuelo Henry Bolívar, a través de un auricular, dijo unas breves palabras: «Me siento bastante bien, me trato una úlcera, soy diabético y estas enfermeras son unos ángeles para mí».

El otro centro de servicio social residencial del Inass donde se aplica este tratamiento es el Esteban González Laya, ubicado en Higuerote, estado Miranda.

Los 365 adultos mayores que actualmente conviven en el centro de Caricuao, así como pacientes ambulatorios disponen, asimismo, de un área de terapia ocupacional y física, con gimnasio y el aparataje necesario, como bicicletas y caminadoras, además de cubículos para fisioterapia.

El propósito de esta área es trabajarles la motricidad, el fortalecimiento muscular y articular, así como despertarles la capacidad cognitiva a quienes hayan sufrido accidentes cardiovasculares o cerebrales.