X

Venezuela

Fiscalía logró condena de 21 y 12 años para tres funcionarios del Cicpc por secuestro en Amazonas

(Caracas, 26 de octubre de 2011).- Ante la contundencia de la acusación presentada por el Ministerio Público (MP), fueron condenados a 21 y 12 años de prisión, tres funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) por el secuestro de un hombre, hecho ocurrido el 25 de febrero de 2007, en Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Los fiscales 2° y 4° de esa jurisdicción, Evelis Muñoz y Luis Perdomo, respectivamente, ratificaron la acusación contra Francisco Noguera y José López por los delitos de secuestro, uso indebido de arma de reglamento, peculado de uso y agavillamiento.

Mientras que Orlando Bermúdez fue acusado por los delitos de privación ilegitima de libertad, en grado de instigador, uso indebido de arma de reglamento, robo agravado y peculado de uso.

Todos estos delitos están previstos y sancionados en el Código Penal y la Ley Contra la Corrupción.

Una vez evaluados los medios de prueba presentados por el MP, el Tribunal 1° de Juicio de esa jurisdicción, admitió la acusación y condenó a Noguera y a López a 21 años de prisión; mientras que Bermúdez fue condenado a 12 años.

Los tres funcionarios permanecen recluidos en el Centro de Detenciones Judiciales del estado Amazonas.

El día antes mencionado, Noguera, López y Bermúdez llegaron a un fundo ubicado en el sector El Matadero. Los tres funcionarios se trasladaron en una unidad identificada con las siglas del Cicpc y una vez que bajaron del vehículo sacaron sus armas de reglamento, sometieron a la propietaria y la despojaron de 400 mil bolívares en efectivo.

A los pocos minutos llegó al fundo Freddy Castillo, quien fue sometido y posteriormente secuestrado por los funcionarios y llevado hasta un hotel ubicado en Puerto Ayacucho, desde donde los hoy condenados obligaron a la víctima a llamar telefónicamente a con un familiar, solicitándole cinco millones de bolívares a cambio de su liberación.

En virtud de que el pariente carecía de dinero se comunicó con otra familiar para informarle de la situación, por lo que éste conversó con los tres secuestradores y acordaron reunirse al día siguiente para el intercambio de dinero y la entrega de la víctima.

Previo al encuentro, los familiares del secuestrado denunciaron el caso en la Dirección de Inteligencia Militar y la Guardia Nacional Bolivariana, por lo que efectivos de estos organismos de seguridad organizaron la entrega coordinada de dinero para el día 26 de febrero de 2007, en la avenida Orinoco.

El día acordado, los tres funcionarios del Cicpc se trasladaron hasta el lugar convenido en el vehículo Toyota, propiedad del secuestrado, razón por la que fueron aprehendidos en flagrancia cuando recibían el dinero.

SSR