X

Venezuela

ONG’s «lamentan» que Gobierno Nacional descalifique su labor. Reiteran llamado al diálogo

Washington, 26 octubre 2011 (AFP) – Organizaciones venezolanas de derechos humanos se mostraron dispuestas este miércoles a abrir un diálogo con el gobierno de Caracas para implementar las recomendaciones de un examen del consejo de derechos humanos de la ONU al que se sometió Venezuela este mes.

Tenemos «total disposición, no sólo en el proceso de seguimiento (del examen de la ONU), si no en todo este proceso relativo a los derechos humanos, de abrir espacios de diálogo«, dijo en Washington a periodistas Liliana Ortega, directora de la organización Cofavic.

«Vamos a seguir tratando, si se cierra una puerta, entramos por la ventana. Si se cierra esa ventana, entramos por la de arriba, pero no podemos cerrarnos de ninguna manera al diálogo y la participación«, dijo por su parte Feliciano Reyna, presidente de Sinergia, una alianza de varias organizaciones.

Varias organizaciones de derechos humanos se encuentran esta semana en Washington para participar en las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

El consejo de derechos humanos de la ONU examinó la situación de Venezuela el 7 de octubre e hizo una serie de recomendaciones.

Antes del examen fue infructuosa la búsqueda de un diálogo con el gobierno, dijo Ortega.

«Lamentablemente el Estado venezolano invirtió mucho tiempo (…) en descalificar a los miembros de las ONG, llamándoles traidores, imperialistas», dijo Ortega.

Las ONG venezolanas denunciaron este miércoles en la Cidh una «serie de restricciones que se han ido aplicando a la sociedad civil, una campaña permanente, sistemática de criminalización contra las ONG (…) que busca anular personalmente a los defensores de derechos humanos», dijo Ortega.

El martes, durante una audiencia en la Cidh en la cual Caracas defendió su récord en materia de derechos humanos, el representante del Estado venezolano, Germán Saltrón, descalificó a organizaciones no gubernamentales por estar «financiadas desde el Departamento de Estado» de Estados Unidos.

Cuando los gobiernos atacan a las organizaciones pierden «una maravillosa oportunidad para avanzar en temas de derechos humanos y crear espacios constructivos de diálogo», respondió Ortega.

«Lamentamos que esa sea la tónica«, señaló. No se puede ver a las ONG como «amigas o enemigas», agregó.