X

Venezuela

Valero en la ONU: Derechos Humanos para todos es la máxima del Estado venezolano

Foto: OEA / Archivo

Derechos humanos para todos, y no sólo para unos pocos y privilegiados, es la máxima que guía al Estado venezolano en tiempos de la Revolución Bolivariana.

Así lo dejó claro el embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero, durante un debate en el organismo multilateral denominado Promoción y Protección de los Derechos Humanos, efectuado en Nueva York, Estados Unidos.

Valero ratificó que el Gobierno Bolivariano ha impulsado una política de igualdad e inclusión social que ha llevado a reducir la pobreza extrema de 21% en 1998 a 7,1% en 2010.

Además, de acuerdo con el coeficiente de Gini, “Venezuela es el país menos desigual de América Latina”, resaltó.

El diplomático subrayó que, a cuatro años de la fecha establecida por las Naciones Unidas para cumplir las metas de desarrollo del mileno, “en Venezuela ya se han cumplido casi todos los objetivos”.

Explicó que, en aras de apuntalar los derechos humanos, el Parlamento de Venezuela aprobó la Ley para sancionar los Crímenes, Desapariciones, Torturas y otras Violaciones de los Derechos Humanos por Razones Políticas en el período 1958-1998.

“La ley establece normativas que permiten al Estado diseñar mecanismos expeditos para investigar los graves hechos de violencia planificados por el Estado Venezolano contra miles de ciudadanas y ciudadanos, y activar los mecanismos de debida justicia y reparación a la víctima”, agregó.

Pese a este panorama de avance en derechos humanos, el embajador comentó que representantes de potencias imperiales pretenden sentar en el banquillo de los acusados a países del sur, incluyendo Venezuela, para lo cual utilizan cínicamente el tema de los derechos humanos.

Pero, denunció, son esas mismas potencias imperiales las que violan los derechos humanos sistemáticamente. Como ejemplo, mencionó que el pasado 20 de octubre de 2011 los captores del líder de Libia, Muammar Gaddafi, transgredieron las normas más elementales que deben prevalecer en cualquier sociedad humana.

“Se regocijaban con las torturas y humillaciones barbáricas que aplicaban al líder libio. Celebraban con júbilo al ver como se desvanecía la vida de una persona que, como todo ser humano, gozaba de derechos humanos universales e inalienables”, acotó.

Tras ratificar la condena del gobierno venezolano ante los crímenes perpetrados en Libia, se preguntó frente a las delegaciones del resto de los países que integran las Naciones Unidas: “¿Es este el modelo de derechos humanos y de democracia que potencias imperiales y sus representantes quieren exportar en el mundo? ¿Es esta la manera de ejercer la llamada responsabilidad de proteger?”.

Precisamente, en aras de cumplir realmente con los derechos humanos universales, el embajador Valero manifestó la importancia de que Naciones Unidas haga un gran debate sobre cómo las potencias imperiales utilizan las resoluciones del Consejo de Seguridad para imponer, “mediante la guerra, políticas neocolonialistas de dominación en todo el mundo”.

Con información de AVN