X

Venezuela

Acusada esteticista por la muerte de una mujer tras realizar un procedimiento de aumento de glúteos

El Ministerio Público acusó a Mercedes Betancourt Paredes (42) por su presunta responsabilidad en la muerte de Yuraima Presilla (35), tras un procedimiento para el aumento de tamaño de los glúteos, hecho ocurrido el 28 de noviembre del 2011 en el Centro Estético Dani Light, ubicado en Catia.

Las fiscales 22º nacional y 43º del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Yaremi Agüero y Florangel Piñango, respectivamente, acusaron a Betancourt Paredes por la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional a titulo de dolo eventual y ejercicio ilegal de la medicina, previstos y sancionados en el Código Penal y la Ley del Ejercicio de la Medicina.

En el escrito presentado ante el Tribunal 7º de Control del AMC, las fiscales solicitaron la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de la mujer y que se mantenga la medida privativa de libertad en el Instituto Nacional de Orientación Femenina, ubicado en Los Teques.

De acuerdo con la investigación, el citado día, Presilla acudió al referido local para retocarse un tratamiento estético que se había realizado días atrás, el cual consistía en el aumento del tamaño de sus glúteos.

Dicha sesión sería efectuada por Betancourt Paredes, quien presuntamente poseía los conocimientos y la permisología correspondiente para el procedimiento.

Durante la intervención, la paciente convulsionó debido a que la mujer le habría inyectado un biopolímero en el torrente sanguíneo, lo que le produjo un edema cerebral severo que le causó la muerte.

Minutos más tarde, tras el fallecimiento, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) acudieron al consultorio y aprehendieron a Betancourt Paredes.

Vale destacar que la mujer había sido imputada por procedimientos anteriores, en los cuales murieron dos personas y otras dos resultaron con lesiones graves.