X

Venezuela

Misión Robinson alfabetizó a 84.325 sucrenses en seis años

Desde 2005, 84.325 sucrenses se alfabetizaron e incorporaron a la educación básica sin importar condición, edad o ubicación geográfica, a través de la Misión Robinson.

Así lo informó este viernes la coordinadora de este programa social en el estado Sucre, Hildemarys Sánchez, a propósito del sexto aniversario de la Misión Robinson, en honor al gran pensador y educador venezolano Simón Rodríguez, cuyo natalicio se conmemora el 28 de octubre.

Sánchez destacó la labor de 3.246 facilitadores, quienes se acercan a las comunidades, donde instalan ambientes de estudio para enseñar a leer y escribir a través del método de enseñanza Yo, Sí Puedo.
A seis años de reconocimiento de Venezuela como Territorio Libre de Analfabetismo, en Sucre, además de la alfabetización, se avanzó en la preparación de las personas con discapacidad y enseñaron a leer y escribir a 88 privados de libertad en los centros penitenciarios.

Los métodos como video, utilización de cartillas y folletos para aprender a leer y escribir, con apoyo de facilitadores, son las técnicas que aplican para lograr alfabetizar a las personas.

Sánchez explicó que los voceros de los consejos comunales pueden ubicar a personas, que no sepan leer ni escribir, y solicitar ante la coordinación municipal o estadal de la Misión Robinson la activación de un ambiente de estudios en las comunidades.

Agregó que, a través de las 24 unidades de Producción Socialista Robinsoniana, entregaron 846.936 bolívares en créditos a personas alfabetizadas para el desarrollo de proyectos que les permitan independizarse económicamente.

Estos financiamientos sirvieron para la construcción de una bloquera, compra de implementos para pesca artesanal y cría de gallinas en el municipio Arismendi, así como para la carpintería artesanal y la siembra de productos alimenticios, entre otras actividades, en las jurisdicciones Sucre, Cajigal, Mejía, Ribero, Libertador, Benítez, Andrés Mata y Valdez.

Por su parte, Elaine Guillott, facilitadora, contó que tiene cuatro años alfabetizando a privados de libertad dentro de los centros penitenciarios, experiencia que considera gratificante porque le permite conocer a personas humildes que valoran lo poco que tienen.

Vía AVN