X

Venezuela

300 mil litros de combustible para contrabando ha incautado Vigilancia Costera en Nueva Esparta

Porlamar, 29 Oct. AVN.- En los últimos meses, en el estado Nueva Espata han sido retenidos unos 300.000 litros de combustible destinados al contrabando en las islas del Caribe.

La información fue ofrecida por el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral de Nueva Esparta, Manuel Antonio Vargas, quien indicó que el delito se comete a lo largo del oriente del país, pero se ha incrementado en la región insular.

“Desde que el Comando de Vigilancia Costera intensificó la lucha frontal contra el contrabando de combustible en la región insular, hemos detectado una cantidad de embarcaciones con banderas de otros países, las cuales nunca pudieron justificar de dónde habían sacado la carga ni hacia dónde la llevaban”, explicó.

Vargas agregó que el destino principal del combustible que se contrabandea es hacia zonas de alta mar donde buques de otras nacionalidades lo cargan para llevarlos a las Antillas neerlandesas y francesas.

Aunque el delito se comete desde hace tiempo en las costas de Anzoátegui y Sucre, el Comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral indica que en Nueva Esparta se ha detectado un incremento.

“Los delincuentes compran el combustible en territorio venezolano, para luego venderlo en dólares”, detalló.

Una de las acciones que realiza la Zona Operativa de Defensa Integral de Nueva Esparta, es la revisión exhaustiva de embarcaciones de diferentes dimensiones.

“Entre ellas las mayores de 500 unidades de arqueo bruto, que están registradas para la actividad pesquera, pero que al encontrarse en alta mar o arribar a costas extranjeras, podrían transferir el combustible para actividades distintas a la que está destinado”, expuso Vargas.

Las declaraciones de Manuel Antonio Vargas se produjeron durante el acto de recepción de la jefatura del Estado Mayor del Comando de Vigilancia Costera y Zona Operativa de Defensa Integral de Nueva Esparta, en Matasiete, municipio Arismendi.

Allí destacó “la disciplina, energía y mística de los hombres de mar de la Guardia Nacional Bolivariana, que cumplen con su labor con la moral bien elevada, compenetrados con la seguridad y defensa de la nación”.